“LA FE CRISTIANA ES LA CLAVE PARA UNA SULLANA PRÓSPERA, MÁS JUSTA Y RECONCILIADA”

Arzobispo Metropolitano de Piura celebra con Santa Misa el Centenario de “La Perla del Chira”

 04 de noviembre (Oficina de prensa).- En el día en el que se conmemoran 100 años de la creación política de la Provincia de Sullana, las principales autoridades de la Región se dieron cita en la Parroquia Santísima Trinidad para dar gracias a Dios por el centenario de la llamada “Perla del Chira”.

La celebración eucarística fue presidida por Monseñor José Antonio Eguren, S.C.V., Arzobispo Metropolitano de Piura y concelebrada por sacerdotes de la Vicaría Foránea de Sullana. En su homilía nuestro Arzobispo sostuvo que esta hermosa Provincia del norte peruano ha surgido y se ha desarrollado al calor de la Evangelización. “Tomemos conciencia que es en nuestra fe cristiana donde encontramos las energías espirituales para seguir creciendo y desarrollándonos integralmente. Las raíces de Sullana son cristianas y debemos agradecer esta bendición volviendo la mirada a Cristo, al Evangelio, a nuestras profundas raíces católicas. Es en nuestra fe donde encontraremos las claves para un futuro próspero, para una Sullana más justa y reconciliada”, aseguró.

 Monseñor Eguren alentó a las autoridades presentes – entre ellos la señora Karla Schaefer, Congresista de la República; el señor Jorge Camino Calle, Alcalde Provincial de Sullana; la señora Ruby Rodríguez, Alcaldesa Provincial de Piura; autoridades judiciales y militares de la Provincia, entre otros – a aunar esfuerzos por el bien común, lo cual exige posponer intereses personales y los intereses de grupo.

“Debemos trabajar por buscar el bien común, buscar las coincidencias, trabajar por la unidad, por la paz, siempre en la verdad. Son esfuerzos necesarios para alcanzar el desarrollo integral de nuestra Región y de nuestro país”, afirmó nuestro Pastor.

 “Todo puesto de mando es un puesto de servicio – agregó Monseñor Eguren. Quien tenga un puesto de autoridad debe vivirlo en clave de amor, pues el amor se hace concreto en el servicio. Comprometámonos en esta tarea, dejémonos de divisiones, de rivalidades y de conflictos. Trabajemos en conjunto por el bien de la Provincia, por el bien del Perú, eso nos pide Dios que algún día nos hará rendir cuentas de nuestros actos”, aseguró.

Nuestro Arzobispo hizo hincapié en que “el desafío de Sullana es la educación, el trabajo por lo social y lo cultural, pero principalmente debemos trabajar por la promoción de la Familia. Familias fuertes son garantía de sociedades fuertes. Es en la Familia donde se fragua el futuro de la humanidad”.

Finalmente, Monseñor Eguren pidió al Señor de la Agonía, de gran devoción en Sullana, que bendiga abundantemente estas hermosas tierras: “Que la Perla del Chira vuelva a brillar y lo hará sólo si cada uno de nosotros entrega lo mejor de sí. Si cada uno pone al servicio lo mejor que tiene estaremos en camino de una Sullana que hará la diferencia”, concluyó.

sábado 5 noviembre, 2011