La Eucaristía dominical es encuentro con Cristo Resucitado

III Domingo de Pascua7 de abril (Oficina de Prensa).- Ayer por la noche, el Arzobispo Metropolitano de Piura, Mons. José Antonio Eguren Anselmi, S.C.V., celebró la Santa Misa del III Domingo de Pascua en la Iglesia Nuestra Señora del Carmen, en la cual exhortó, estar unidos con aquellos que están sufriendo a causa de las fuertes lluvias “Así como Jesús se hizo compañero de viaje de los discípulos de Emaús que estaban tristes, abatidos y desilusionados, los invito a todos a que por nuestra oración y nuestra caridad concreta, estemos durante estos días muy cerca de nuestros hermanos que están sufriendo la inclemencia de las lluvias y que han perdido sus sembríos y propiedades. Desde aquí nos hacemos cercanos a su dolor y le pedimos al Señor, a quien el viento y las aguas obedecen, que nos conceda un tiempo sereno y calme la furia de las tempestades. Por esta intención pedimos en esta Santa Misa de manera muy especial”.

Durante su homilía, Mons. Eguren reflexionando en el conmovedor pasaje del Evangelio, en el que el Señor Jesús camina junto a sus discípulos hacia Emaús, manifestó: “Saber que Jesús Resucitado recorre los caminos de nuestras vida, que siempre se hace compañero nuestro de viaje para renovar nuestra fe y encender nuestros corazones en la esperanza, nos da alegría y fortaleza. Nunca estamos solos. Él siempre está con nosotros, sea en la alegría como en el dolor”.

III Domingo de PascuaMás adelante expresó: “El relato de Emaús contiene ya la estructura de la Santa Misa: liturgia de la Palabra y liturgia de la Eucaristía. En la Misa podemos encontrarnos con Cristo Resucitado, dialogar con Él, escucharlo a Él y lo más importante recibirlo a Él en la Santa Comunión. Este encuentro con Jesús a través de su Palabra y de la Eucaristía, nos convierte, nos saca del abatimiento, de la tristeza y de la desesperación, y nos llena de alegría, confianza y esperanza. Robustece nuestra fe, fortalece nuestra esperanza y hace más ardiente nuestra caridad. De ahí la importancia de no faltar a la Misa dominical”.

III Domingo de PascuaEn otro momento, nuestro Arzobispo manifestó que ayer domingo, comenzamos la semana vocacional en nuestra Arquidiócesis y pidió a los presentes, rezar por el aumento de las vocaciones al sacerdocio y a la vida consagrada en la Iglesia Universal y en especial en nuestra Iglesia Particular de Piura y Tumbes.

Antes de finalizar la Eucaristía, el Padre Miguel Medina, párroco de la Parroquia de San Miguel Arcángel de la Catedral de Piura, saludó a Mons. Eguren con ocasión del sexto aniversario de su ordenación episcopal. Los fieles laicos presentes le expresaron a nuestro Pastor su adhesión y afecto a través de sus calurosos aplausos.

lunes 7 abril, 2008