JÓVENES: “TENGAN A CRISTO COMO LA MEDIDA DE SUS VIDAS”

Jóvenes de los distritos de Bellavista y Las Lomas reciben el sacramento de la Confirmación

 

27 de octubre (Oficina de Prensa).- El sábado 25 de octubre, nuestro Arzobispo, Monseñor José Antonio Eguren Anselmi S.C.V., administró el sacramento de la Confirmación a 160 jóvenes de la parroquia “Nuestra Señora de las Mercedes” del distrito de Bellavista en Sullana. Asimismo el día de ayer, nuestro Pastor confirmó a 120 jóvenes de la parroquia “Sagrado Corazón de Jesús” en el distrito de Las Lomas.

Anuncien a Cristo como el único Salvador del mundo

A los jóvenes confirmandos de la parroquia “Nuestra Señora de las Mercedes” de Sullana nuestro Arzobispo los exhortó diciendo: “Hoy queridos jóvenes reciben al Espíritu Santo, el mismo que recibieron los discípulos de Jesús el día de Pentecostés, para que al igual que ellos ustedes también anuncien a Cristo como el único Salvador del mundo y den testimonio valiente de su amor a Él con su vida y con sus palabras. Que la gente que te vea y te escuche diga que tú hablas o actúas de tal manera porque Jesús es el Señor de tu vida. Tengan a Cristo como la medida de sus vidas, de tal forma que sigas el ejemplo de Jesús como el modelo a seguir para alcanzar la felicidad y la paz que anhelas”.

 “Joven, – continuó diciéndoles Monseñor Eguren – la tarea que tienes desde hoy con tu confirmación es la de buscar a Jesús y saber qué es lo que Él quiere de ti. Siempre ten en cuenta que lo que Jesús quiera para ti será lo mejor, pues esa es la expresión de su sabiduría y amor para contigo y se convertirá en tu camino de felicidad y plenitud. Por ello no tengas miedo de darle un Sí generoso al Señor, como lo hizo la Virgen María, como lo han hecho los apóstoles y todos los santos. No permitas que otras personas o el mundo elijan por ti. La verdadera felicidad está en Cristo Jesús”.

Hemos sido creados por el amor de Dios y para amar

 En su homilía dirigida a los jóvenes de la parroquia “Sagrado Corazón de Jesús”, Monseñor Eguren reflexionó sobre el Evangelio (Mt 22, 34-40): “Hemos sido creados por el amor de Dios y para amar. Hoy en el día de tu confirmación Jesús te dice en un primer momento «Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con todo tu ser». Con ello nos enseña que la razón de existir de toda persona humana es conocer y amar a Jesús. Y luego te dice: «Amarás a tu prójimo como a ti mismo», queriendo enseñarte que el amor al prójimo hace creíble cuánto lo amas a Él, porque cada persona es imagen y semejanza de Dios, y por lo tanto amar al prójimo indica que eres capaz de ver a Dios en tu hermano o hermana”.

“Y para poder amar a los demás – continuó nuestro Pastor – necesitamos amar a Dios. Hermanos, si no estamos unidos al Señor, quien es el origen y la fuente del amor, será imposible amar auténticamente a los demás. Sólo Jesús puede hacer de nuestra vida una vida de amor, sólo Él puede ayudarnos a ser auténticamente libres y capaces de amar en plenitud. Y sólo Jesús es el modelo del amor verdadero que anhelamos vivir. Es el Espíritu Santo quien a partir de hoy te ayudará a vivir en Cristo, a ser de Cristo y amar a Cristo. Sólo así serás libre y feliz”.

lunes 27 octubre, 2014