¡Feliz año nuevo en el Señor!

Santa Misa y Te Deum de Acción de Gracias por el fin de año

 1 de enero (Oficina de Prensa).- Ante una Basílica Catedral de Piura totalmente colmada de fieles, Mons. José Antonio Eguren Anselmi, S.C.V., celebró ayer, 31 de diciembre, la Santa Misa de Acción de Gracias a Dios por todas las bendiciones recibidas durante el año 2009; donde invocó también al Señor su luz y fortaleza para el nuevo año que comienza. La Eucaristía estuvo concelebrada por el Pbro. Miguel Medina y el Pbro. David Farfán, párroco y vicario parroquial de la Parroquia San Miguel Arcángel, respectivamente.

El día de hoy la Solemne Misa de Santa María, Madre de Dios se llevará cabo a las 7:30p.m. en la Catedral y también estará presidida por el Arzobispo Metropolitano de Piura.

 Nuestro Pastor recordó que esta celebración eucarística se enmarca en el misterio del Nacimiento del Señor Jesús y alentó a los presentes a recibir el año 2010 con mucha alegría, ilusión y esperanza… “Dejémonos tocar por el amor del Niño Dios que es capaz de transformar nuestra vida si lo dejamos entrar en nuestro corazón. Ese amor que todo lo vivifica e ilumina y que nos abre la posibilidad de una vida plena… El Señor Jesús ha convertido nuestro tiempo en Tiempo de salvación, por eso todos los acontecimientos de nuestra vida, ya sean alegres o dolorosos, son ocasión para encontrarnos con Él y para alcanzar nuestra salvación”.

 Durante su homilía, Mons. Eguren alentó a los fieles presentes a realizar un “buen examen de conciencia para dar gracias a Dios por todos los beneficios recibidos en el 2009 y para revisar también todo lo malo que hayamos cometido en pensamiento, obra u omisión, para así poder arrepentirnos, pedir perdón y tomar resoluciones concretas en nuestra vida cristiana para este nuevo año que comienza”.

Finalmente, dirigiéndose a los numerosos jóvenes presentes, los exhortó a no tener miedo de entregar su vida a Cristo. “Que en este año sacerdotal, todos aquellos que perciban el llamado de Dios a una vocación sacerdotal o consagrada, respondan con generosidad y encuentren en sus padres el aliento y el apoyo en su decisión”, manifestó.

 Al celebrarse hoy 1ro de enero, la Solemnidad de Santa María, Madre de Dios, Mons. Eguren invitó a todos los fieles, a aprender de María, nuestra Madre, a acoger y guardar todos los acontecimientos del próximo año en el corazón, para encontrar a la luz de la fe su verdadero sentido. Al final de la celebración eucarística se entonó con gran devoción el Himno del “Te Deum”, para de esta manera alcanzar la gracia de la Indulgencia Plenaria.

 

 

viernes 1 enero, 2010