En Querecotillo: Solemne Misa en honor al Señor de Chocán

Señor de Chocán2 de febrero (Oficina de Prensa).- Hoy por la mañana, el Arzobispo Metropolitano de Piura, Mons. José Antonio Eguren Anselmi SCV, visitó la parroquia San Francisco Javier de Querecotillo, donde celebró la Solemne Misa de Fiesta en honor al Señor de la Buena Muerte de Chocán, patrono de este distrito sullanense conocido como la Capital del Oro Verde. En un hermoso ambiente de fiesta, la Santa Misa fue concelebrada por el párroco local, Pbro. José Gómez Zapata, por el R.P. Juliano Salvini SM, y por el Pbro. Niles Viale, pertenecientes a la Vicaría Foránea de Sullana.

La celebración litúrgica contó con la presencia de diversas autoridades locales, que junto a los cientos de fieles congregados en el templo parroquial, dieron un marco muy hermoso a la mañana, donde el aire reinante estaba cargado de amor, gratitud y devoción al Señor de la Buena Muerte.

Señor de ChocánDirigiéndose a los presentes, Mons. Eguren dijo que venerar al Santo Cristo de Chocán, nos exige configurar la propia vida con la dinámica de la Cruz, para que acogiendo el Amor del Señor sepamos irradiarlo después a los demás en cada gesto y palabra: “El día de nuestro Bautismo también nosotros fuimos presentados y consagrados al Señor. El don de nuestro Bautismo nos exige morir a nuestro pecado para resucitar con Cristo a la vida nueva, a la vida de su Amor. Amor que ha manifestado en plenitud en la entrega total de sí mismo en la Cruz: «nadie tiene amor más grande que el que da la vida por sus amigos». Queridos hermanos: venerar al Señor de Chocán nos compromete a acoger su Amor en la propia vida, para después irradiarlo con generosidad a los demás”.

Asimismo, el Arzobispo Metropolitano de Piura refiriéndose al nombre del Patrono de Querecotillo, Señor de la Buena Muerte, dijo: “Llegará el día, en que el Señor nos llamará a su presencia por el misterio de nuestra muerte. Seremos en ese momento decisivo de nuestras vidas, «presentados» de manera definitiva ante el Señor. Preparemos desde ahora ese momento del cual no sabemos ni el cuándo, ni el dónde ni el cómo, sólo que llegará, llevando desde ahora una vida cristiana seria y responsable, que se manifieste en nuestro esfuerzo diario por seguir más de cerca a Jesús y por hacer cada día todo el bien que debamos y podamos hacer, para que cuando Jesús nos llame a su presencia, vayamos a Él cargados de obras de caridad”.

Señor de ChocánFinalmente, el Arzobispo de Piura, instó a mantener viva la herencia de la identidad católica de nuestro pueblo: “No olvidemos que América Latina y el Perú, se han forjado al calor del anuncio del Evangelio. Por ello, devociones como ésta hay que atesorarlas y acrecentarlas, y pasarlas de padres a hijos, así como nosotros la hemos recibimos de nuestro mayores”.

Terminada la Santa Misa, Mons. Eguren y los sacerdotes concelebrantes, se dirigieron a la ubicación del Señor de Chocán, para orar ante Él y admirar su gran belleza.

El presidente de “La Sociedad 2 de Febrero del Señor de la Buena Muerte de Chocán”, Sr. José Querevalú Pozo, agradeció la visita del Arzobispo Metropolitano de Piura a Querecotillo y le obsequió, a nombre de dicha asociación, un hermoso cuadro con la imagen de su Santo Patrono.

Señor de Chocán

viernes 2 febrero, 2007