En la fiesta de Todos los Santos y de los Fieles Difuntos

Fiesta de Todos los Santos y Celebración de los Fieles Difuntos1 de noviembre (Oficina de Prensa).- Una intensa jornada pastoral realizó el día de hoy por la noche el Arzobispo Metropolitano de Piura, Mons. José Antonio Eguren Anselmi SCV, con motivo de la solemnidad de Todos los Santos y de la víspera de la conmemoración de Todos los Fieles Difuntos.

La jornada empezó con la celebración de la Santa Misa en la Parroquia Cristo Rey a las 7.00 p.m., donde celebró la Eucaristía junto al Párroco, Pbro. Carlos Vargas Núñez, y su Vicario parroquial, Pbro. Julio Murillo López. Ante una gran cantidad de feligreses, que se dieron cita para celebrar en una misma fiesta los méritos de todos los santos, Mons. José Antonio recordó que “la Revelación nos enseña que el cristiano no está sólo en su peregrinar por este mundo hacia la Casa del Padre. Contamos con la intercesión de Todos los Santos quienes unidos íntimamente a Cristo no dejan de interceder por nosotros ante Padre. Por medio del Señor Jesús, único Mediador entre Dios y los hombres, presentan en nuestros favor los méritos que adquirieron en la tierra, y así con su amor fraterno nos ayuda en nuestra debilidad a permanecer fieles”.

Fiesta de Todos los Santos y Celebración de los Fieles Difuntos Asimismo el Arzobispo de Piura manifestó que “la fiesta de hoy nos recuerda que todos estamos llamados a la santidad. Que ella es exigencia de nuestro bautismo y que por tanto es la vocación de todo cristiano sin excepción”. Citando al Papa Benedicto XVI dijo que la santidad consiste en servir a Jesús escuchándolo y siguiéndolo sin perder el ánimo frente a los obstáculos que se puedan presentar.

 “Miremos hoy a los Santos, a esa muchedumbre incontable de bienaventurados, y que ello encienda en nosotros el deseo profundo de la santidad. Dejemos de lado la desesperanza. Que frente al horizonte apasionante de la santidad digamos con convicción: si ellos que fueron como nosotros alcanzaron la meta; si ellos fueron tanto o más pecadores que nosotros pudieron; si ellos que estuvieron envueltos en debilidades iguales o mayores a las mías lo lograron, entonces, ¿por qué yo no?”.

Fiesta de Todos los Santos y Celebración de los Fieles Difuntos Mons. Eguren concluyó su homilía diciendo que el camino que conduce a la santidad está esclarecido por la luz de las Bienaventuranzas, con las que Jesús nos alienta a seguirlo. “El Señor Jesús es el verdadero pobre de espíritu, el sufrido, el manso, el que tiene hambre y sed de la justicia, el misericordioso, el limpio de corazón, el que trabaja por la paz, el perseguido por causa de la justicia. Por eso el programa de la Bienaventuranzas no es otra cosa sino el programa para configurarnos con Jesús, bajo la guía de Santa María. No olvidemos que el trasfondo de la Bienaventuranzas es un trasfondo cristológico”.

Fiesta de Todos los Santos y Celebración de los Fieles Difuntos Finalizada la celebración de la Santa Misa , Mons. Eguren, acompañado de muchos fieles, se dirigió en romería hacia el Cementerio Metropolitano de Piura, donde después de adorar y rezar ante el Santísimo Sacramento, ofreció un Responso por Todos los Difuntos ante una impresionante multitud que colmaba el recinto. Ahí exhortó a los presentes a elevar muchas oraciones y ofrecer mortificaciones y penitencias por todos los fieles difuntos, no sólo por nuestros familiares, amigos y bienhechores sino también por todos aquellos más necesitados de oraciones y que no tienen quién rece por ellos. “Hoy es un día para dejar vació el Purgatorio”, señaló.

Fiesta de Todos los Santos y Celebración de los Fieles DifuntosMomento emotivo fue cuando el Pastor de Piura y Tumbes rezó ante el mausoleo de la Arquidiócesis de Piura donde están enterrados algunos de sus predecesores como Mons. Erasmo Hinojosa Hurtado y Mons. Fortunato Chirichigno Pontolido, y algunos sacerdotes.

En Piura son famosas las “Velaciones”. Los dos primeros días del mes de noviembre, los cementerios son visitados por miles de personas que van a rezar por sus seres queridos y a confesar su fe en Cristo resucitado, vencedor del pecado y de la muerte. Como signo de ello, velas, flores y ofrendas son depositadas en las tumbas. Por largas horas los familiares “velan” a sus difuntos para proclamar así que el amor es más fuerte que la muerte y que creen en la vida eterna.

Fiesta de Todos los Santos y Celebración de los Fieles Difuntos

jueves 2 noviembre, 2006