“EN EL MES DE MAYO DEL AÑO SACERDOTAL RECEMOS EL ROSARIO POR LOS SACERDOTES”

 04 de mayo (Oficina de prensa).- Con ocasión del inicio del mes de mayo, Mes de María, y de la proximidad de la solemne clausura del presente Año Sacerdotal, el Arzobispo de Piura y Tumbes, Monseñor José Antonio Eguren Anselmi, S.C.V., convoca a todos los fieles católicos a rezar diariamente el Rosario por los sacerdotes.

A continuación les ofrecemos el texto completo de la carta de nuestro Arzobispo a toda la Arquidiócesis de Piura y Tumbes, que será leída en todas las Misas del VI Domingo de Pascua.

Carta del Arzobispo Metropolitano
a toda la Iglesia Arquidiocesana de Piura y Tumbes
con ocasión del Mes de Mayo, Mes de María

Muy queridos hermanos y hermanas de la Arquidiócesis de Piura y Tumbes:

Con el inicio del mes de mayo, hemos comenzado a vivir el Mes de María, mes consagrado a crecer en nuestro amor filial y en nuestra oración a la Virgen Madre de Dios y Madre Nuestra. En este mes en que celebramos a todas nuestras madres no podemos dejar de celebrar a Aquella que entregó su vida por Jesús, su Divino Hijo, y por todos nosotros.

Asimismo, y como es de conocimiento de todos ustedes, se aproxima la solemne clausura del Año Sacerdotal que tendrá su momento más importante en el Encuentro Mundial Sacerdotal, presidido por el Santo Padre Benedicto XVI, en la ciudad de Roma del 9 al 11 de junio próximo. En estos tiempos difíciles en que se busca desacreditar y desmerecer el sacerdocio ministerial quiero pedirles que hagamos del Mes de Mayo, una ocasión preciosa para rezar diariamente el Santo Rosario en nuestros hogares y comunidades por todos los sacerdotes.

Los sacerdotes nos encomiendan todos los días en sus oraciones, ahora es nuestro turno de encomendarlos con más fervor en las nuestras. Que así, ellos experimenten que siempre cuentan con nuestro amor agradecido. Agradezcamos a Dios por todo el bien que los sacerdotes realizan diariamente y pidámosle a la Virgen María para que se vean libres de todo peligro y sean santos:

Madre de Cristo,
Sumo y Eterno Sacerdote,
fuente de reconciliación para el mundo.
Derrama sobre nosotros su luz,
su amor, su perdón.
Madre de la Vocación,
Madre de los sacerdotes;
hazlos puros, hazlos limpios,
vibrantes en la oración.
Hazlos fuertes en la esperanza,
firmes en el amor,
fuentes vivas, llamas nuevas,
murallas de la ciudad de Dios.
Haz que sean santos
y sean sacerdotes según el Corazón de Jesús.

En nuestro rezo diario del Santo Rosario en Mayo, no dejemos también de pedir por la perseverancia de nuestros seminaristas, por el aumento de las vocaciones al sacerdocio y a la vida consagrada en nuestra Arquidiócesis, y por la celebración del Congreso Eucarístico y Mariano de Piura, a realizarse del 12 al 15 de agosto de este año.

Finalmente, en este día en que celebramos el Día de la Madre, mi saludo cariñoso y mis oraciones por todas ustedes queridas mamás que diariamente lo dan todo sin esperar nada a cambio. Que la Virgen Santísima, que es vuestro modelo de maternidad, las bendiga y las ayude en sus esfuerzos por hacer de sus hogares, hogares semejantes al de Nazaret, fuertes en el amor y en la unidad. ¡Feliz Día Mamá!

Los bendice con afecto y pide sus oraciones,

 

 

martes 4 mayo, 2010