EN EL DÍA DEL PADRE: “EDUQUEN A SUS HIJOS EN LA FE Y CUIDEN LA UNIDAD DE LA FAMILIA”

 20 de junio (Oficina de prensa).- Luego de participar – junto a 18 sacerdotes de Piura y Tumbes – en las actividades de Clausura del Año Sacerdotal que se celebraron en Roma del 9 al 11 de junio, Monseñor José Antonio Eguren, S.C.V, Arzobispo Metropolitano de Piura, celebró hoy la Santa Misa en la Basílica Catedral de nuestra ciudad, ante numerosas familias que quisieron iniciar los festejos por el Día del Padre con la celebración eucarística.

Al iniciar su homilía Monseñor Eguren saludó a todos los papás presentes, destacando los esfuerzos cotidianos que ellos realizan en bien de sus familias, y recordó a todos aquellos progenitores que ya partieron a la Casa del Padre.

Nuestro Pastor recordó que dentro de las muchas misiones que tienen los papás “tienen la hermosa tarea de anunciar a Cristo a toda la familia, a su esposa, a sus hijos, y descubrir la belleza de lo que significa ser cristiano”.

 “Los papás además de ser los custodios de sus familias deben educar a su familia en la fe. En el seno del hogar debes enseñar que Jesús es nuestro Señor”, agregó.

Monseñor Eguren señaló que en el Evangelio de hoy Jesús nos pregunta a todos ¿Quién dices tú que soy yo? “Es la misma pregunta que les hace a sus apóstoles – explicó – y Pedro, lleno del Espíritu Santo, contesta: “Tú eres el Cristo, el Mesías” ¡Qué hermosa confesión de fe! ¡Esa confesión de fe es la que nos pide el Señor Jesús a cada uno de nosotros!”.

“Hagamos un pequeño examen de conciencia – continuó nuestro Arzobispo – ¿Proclamo a Cristo con mis palabras y acciones como el Hijo de Dios? ¿Doy testimonio al mundo de Cristo como Aquél que da sentido a mi vida y me muestra el camino de la felicidad? El mundo hoy nos exige dar un testimonio valiente, generoso, audaz de quién es Cristo, de Aquél que es el Camino, la Verdad y la Vida. Debemos proclamar que Él es nuestro Señor. Demos testimonio de Él en nuestra vida cristiana para que sea ocasión para que otras personas conozcan a Cristo. ¿Lo haces?”.

Cuiden y defiendan la unidad de la familia

 Monseñor Eguren exhortó en su homilía a amar como el mismo Señor Jesús nos amó, pues “Jesús es el Mesías sufriente dispuesto a donar su vida por la salvación de cada uno de nosotros. Es el Mesías que con su entrega nos enseña a amar de verdad y amando de verdad nos enseña a construir un mundo mejor”.

De manera particular – indicó nuestro Pastor – los padres tienen la tarea de amar a su familia, y en ello cuidar y defender la unidad de la misma.

“¿Cuál es la misión de los esposos cristianos? ¿Cuál es la misión del padre y de la madre? Amar. Y esto significa el olvido de uno mismo para ponerse al servicio del otro; servir al otro para trabajar por la felicidad de la esposa, del esposo, y la realización de sus hijos”, detalló.

“Este mundo nos dice “búscate a ti mismo y olvídate de los demás”, nos dice que “en el tener más está la felicidad”. La felicidad está en el amar que significa entrega, sacrificio, don de sí, darlo todo sin recibir nada a cambio… Quien ha amado alguna vez sabe que no hay mayor experiencia de poseerse así mismo que amando a los demás”, concluyó.

 Al finalizar la Santa Misa, Monseñor Eguren contó a los presentes en la Basílica Catedral la hermosa experiencia de haber participado en las actividades de Clausura del Año Sacerdotal en la ciudad de Roma, y la bendición de haber saludado personalmente al Santo Padre Benedicto XVI, a quien le comentó que toda Piura y Tumbes está rezando por su persona. Benedicto XVI, quien dedicó más tiempo de lo previsto para conversar con nuestro Arzobispo, se manifestó muy contento por estas plegarias, así como por la realización del próximo Congreso Eucarístico y Mariano que se realizará en nuestra ciudad del 12 al 15 de agosto. Monseñor Eguren detalló que el Santo Padre envió su bendición a toda la Arquidiócesis y por los trabajos preparativos y el desarrollo de este gran encuentro eucarístico de la región.

domingo 20 junio, 2010