EN EL AÑO DE LA FE SOLEMNE DEDICACIÓN DE LA IGLESIA SAN ANDRÉS DE TAMBOGRANDE

 17 de diciembre (Oficina de Prensa).- En el Año de la Fe y con alegría en una celebración llena de fieles, el día de ayer Monseñor José Antonio Eguren Anselmi S.C.V. realizó la Dedicación de la parroquia San Andrés de Tambogrande a Dios, iglesia en la que la comunidad cristiana se reunirá para escuchar la palabra de Dios, para orar unida, para recibir los Sacramentos y celebrar la Eucaristía. Estuvieron presentes sacerdotes de la Arquidiócesis que concelebraron la Misa y las autoridades del Distrito de Tambogrande.

En su homilía Monseñor Eguren dijo a los fieles: “que hermosa esta dedicación en el Año de la Fe. Una iglesia dedicada al gran apóstol San Andrés, el apóstol que en el Evangelio se caracteriza por llevar a los demás al encuentro con Cristo. Por ello, que esta comunidad sea eminentemente apostólica".

En otro momento de su homilía, nuestro Pastor dijo: "que este hermoso templo sea el reflejo de la fe cristiana y católica de Tambogrande; reflejo de un templo aún más importante, que es el templo espiritual, que somos cada uno de nosotros, y que se edifica a través de nuestra activa cooperación con la gracia de Dios. Que este templo sea reflejo de una comunidad fiel a su fe, invicta en su esperanza y ardiente en su caridad fraterna".

 Antes finalizar, nuestro Arzobispo compartió con los presentes una reflexión de San Agustín que muestra cual es el sentido de la construcción de una iglesia: “Esta es en efecto la casa de nuestras oraciones, la casa de Dios somos nosotros mismos. Si nosotros somos la casa de Dios, somos edificados en este mundo para ser dedicados al fin del mundo. Un edificio, mejor una edificación, requiere trabajo, dedicación y alegría. Lo que sucedía aquí cuando este edificio se levantaba, esto sucede cuando se congregan los creyentes en Cristo. El creer equivale en cierto modo, a arrancar las vigas y las piedras de los bosques y montes. Ser catequizados, bautizados y formados es la tarea de tallado, pulido, ensamblado por las manos de carpinteros y artesanos. Sin embargo, no construyen la casa de Dios sino cuando se juntan por la caridad. Si estas vigas y piedras no se cohesionan entre sí en un cierto orden, si no se entrelazan pacíficamente, si en cierto modo no se amasen uniéndose entre sí, nadie entraría aquí. Además cuando ves en algún edificio que las piedras y las vigas están bien unidad entre sí, entras seguro, no temes que se caiga”.

 Nuestro Pastor hizo la plegaria de Dedicación en la que se expresa la voluntad de dedicar para siempre la iglesia al Señor y se pide su bendición; seguidamente el Padre Tito Zapata, párroco de esta parroquia realizó la unción de los muros marcando las 12 cruces distribuidas en la iglesia que significa que ella está dedicada toda entera para siempre al culto cristiano, se hacen doce unciones, según la tradición litúrgica, para significar que la iglesia es imagen de la ciudad santa de Jerusalén, fundada en los Doce Apóstoles del Señor, construida con las piedras vivas que son los fieles. Luego se incenzó el altar y las paredes del templo para significar que el sacrificio de Cristo, que se perpetúa allí sacramentalmente, suba hasta Dios como suave aroma y también para expresar que las oraciones de los fieles lleguen agradables y propiciatorias, acompañadas del aroma de las buenas obras, hasta el trono de Dios; Seguidamente se revistió el altar con el mantel y la flores y se iluminó con los cirios sobre él, indicando que el altar cristiano es ara del sacrificio eucarístico y al mismo tiempo la mesa del Señor, alrededor de la cual los sacerdotes y los fieles, en una misma oración pero con funciones diversas, celebran el memorial de la muerte y resurrección de Cristo y se nutren de l cuerpo de Cristo la Cena del Señor.

 Al finalizar la Santa Misa Monseñor Eguren agradeció el trabajo de los sacerdotes, de las autoridades políticas, de las empresas privadas y a los fieles que con su generoso apoyo y ytrabajo hicieron posible la construcción de esta iglesia .

Recordemos que la parroquia "San Andrés" de Tambogrande fundada en 1827, es la parroquia más grande de Piura. Tiene una población cercana a los 80,000 habitantes. El 70% de la población se encuentra en los caseríos (zona rural), los cuales suman aproximadamente 106. La parroquia atiende a un promedio de 7,250 familias aproximadamente.

La nueva iglesia se construyó ante el peligro que representaba el templo anterior, que fue declarado por Defensa Civil como inhabilitable, iniciando la construcción en el año 2008.

 

 

lunes 17 diciembre, 2012