EN AQUELLO QUE OCUPA TU ATENCIÓN AHÍ ESTÁ TU CORAZÓN

 11 de agosto (Oficina de Prensa).- En la mañana de hoy ante una gran cantidad de fieles congregados en la Basílica Catedral de Piura, Monseñor José Antonio Eguren Anselmi, S.C.V., Arzobispo Metropolitano de Piura, presidió la Santa Misa correspondiente al XIX Domingo del Tiempo Ordinario. En esta ocasión Monseñor Eguren hizo un llamado a los fieles a estar listos y vigilantes a la llegada de nuestro Señor, Él en algún momento y sin avisar vendrá a juzgar a los vivos y a los muertos y llegado ese momento debemos acogerlo con amor y alegría así como nuestra Madre, la Virgen María.

En su homilía nuestro Pastor reflexionó sobre la lectura del Evangelio del día: “En aquello que ocupa tu atención ahí está tu corazón. Esta es la fundamental enseñanza del Señor el domingo de hoy (Lc 12, 32-48). Por ello es bueno que te preguntes: ¿Qué atrae tu atención? ¿Las cosas perecederas de este mundo o el Señor Jesús? ¿Son más importantes para ti las cosas del mundo que los bienes eternos, es decir que el mismo Cristo? ¿Así como dedicas preocupación y atención a las cosas mundanas dedicas más atención y preocupación a conocer la Palabra del Señor, a rezar, a venir a Misa todos los domingos, a confesarte con frecuencia, a vivir la caridad fraterna? No te olvides: el mundo y sus cosas pasarán pero el Señor no. Acumula entonces tesoros en el cielo donde el ladrón y la polilla no llegan, porque los bienes de este mundo se terminan”.

 Luego Monseñor Eguren agregó: “También el Señor hoy quiere exhortarnos a que tengamos una disposición espiritual que es medular en la vida cristiana: la vigilancia, es decir a estar alertas y a estar siempre preparados, porque en el momento menos pensado Él vendrá en majestad y gloria a poner fin a la historia y a juzgar a los vivos y a los muertos. ¿Si hoy viniese el Señor, merecerías la vida eterna? ¿Te encontraría con un corazón en su gracia, es decir en amistad con Él? ¿Te hallaría esforzándote por ser santo y trabajando por su Reino? ¿Eres necio o sensato? ¿Tienes tu corazón abierto en todo momento a la gracia del Señor Jesús? Hermanos no sabemos ni el día ni la hora. En cualquier momento llegará el Señor, sea en el acontecimiento del fin del mundo o en misterio de nuestra muerte. Por tanto hay que estar siempre listos, vigilantes y alertas”.

 Antes de finalizar su homilía nuestro Arzobispo resaltó la gran importancia de la Virgen María como modelo de vida cristiana a seguir: “María Santísima se presenta para nosotros como el modelo perfecto de hacer del Señor y de su Palabra la riqueza fundamental de nuestro corazón así como de estar en todo momento vigilantes y alertas a la venida del Señor para acogerlo con amor y alegría y no con desconcierto y desesperación. Asimismo la Santa Misa es prenda de la gloria futura y por tanto escuela semanal donde crecemos en nuestro amor por el Señor y los hermanos por encima de todo y a estar anhelando la venida de Cristo como lo hacían los primeros cristianos: Ven, Señor Jesús”.

domingo 11 agosto, 2013