EMOTIVA CELEBRACIÓN EN EL PENAL DE RÍO SECO

 13 de junio (Oficina de prensa).- Con gran expectativa y entusiasmo los reclusos del Penal de Río Seco recibieron hoy a Monseñor José Antonio Eguren, S.C.V., Arzobispo Metropolitano de Piura, quien celebró con ellos el Día del Interno con una Santa Misa concelebrada por el Pbro. Álvaro Otero, Capellán de la Pastoral Carcelaria, y el Pbro. César Camacho, Párroco de la Parroquia Sagrado Corazón de Jesús de Castilla.

En la celebración eucarística participaron la Dra. Sofía Milla Meza, Presidenta de la Junta de Fiscales Superiores de Piura; el Dr. Ekert Chávez Guerrero, Director del Establecimiento Penitenciario de Río Seco; el Dr. César Orrego Azula, Representante de la Defensoría del Pueblo; y la Dra. Claudia Alzamora Farfán, Secretaria Ejecutiva de Diaconía para la Justicia y la Paz.

 Monseñor Eguren explicó a los internos que Jesús siempre sale a nuestro encuentro y nos consuela en cada una de nuestras pruebas y dolores. “Él es el Camino de la salvación, la Verdad que nos hace libres, y la Vida que colma todos nuestros anhelos de felicidad. Él, como ustedes, también estuvo preso y por tanto comprende por lo que están pasado y por ello es fortaleza y consuelo en este momento de sus vidas. Que esta Santa Misa los lleve a un encuentro cercano con Jesús quien nos lleva hacia la verdadera libertad, la del pecado, la interior”.

“Hay algo peor que verse privado de la libertad física – continuó nuestro Pastor –: es verse privado de la libertad interior, ser prisioneros del pecado, de las pasiones desordenadas, de las ansias del poder, de tener y del placer…Cristo te permite liberarte de todo ello y así alcanzar la libertad interior que nos permite el señorío de nosotros mismos”.

  El Arzobispo de Piura invocó por la celeridad de los procesos de los internos, así como por las necesarias mejoras en sus condiciones de vida en el penal, para estén concordes con su condición y dignidad de personas humanas.

 Asimismo, Monseñor Eguren agregó que en el tiempo que estén en la cárcel, los internos “deben tratar de llevar una vida fraterna, ordenada y disciplinada; traten de ser hermanos entre ustedes, pues comparten un destino común difícil. ¡Qué mejor que apoyarse mutuamente para ayudarse a llevar la cruz de verse privados de la libertad!”.

“Les pido – agregó Monseñor – que ofrezcan estos momentos de sufrimiento por ustedes, por el perdón de sus pecados; por la juventud, para que vaya por el camino del bien, siempre atraídos por Cristo; y por el Congreso Eucarístico y Mariano que se realizará en agosto en Piura, para que sea una ocasión de unidad en la Región”.

 Al concluir la Santa Misa Monseñor Eguren junto a las autoridades presentes bendijo y repartió algunos obsequios de higiene para los internos, los que fueron recibidos con alegría por los internos.

Finalmente, nuestro Pastor bendijo un Taller de Cerámica en el cual un grupo de internos del Penal de Río Seco desarrolla un interesante trabajo artístico con artesanía típica de la Región, cerámicas que se ofrecen a la venta para beneficio de los internos del penal. El Taller ha sido posible gracias a la Comisión Episcopal de Acción Social, la Parroquia Santísimo Sacramento de Piura y Diaconía para la Justicia y la Paz, organismo del Arzobispado de Piura.

Arzobispo deploró robo al Hogar Santa Rosa

Monseñor Eguren lamentó profundamente el robo que afectó al Hogar Santa Rosa, al que ayer ingresaron tres desconocidos armados llevándose equipos electrónicos y dinero en efectivo.

“Es deplorable que sucedan estas cosas con personas e instituciones que trabajan por el bien de decenas de niñas que viven en este Hogar y que con mucho esfuerzo son atendidas por las hermanas Franciscanas de María Inmaculada que lo tiene a su cargo. Desde aquí pido a los que han cometido este condenable hecho de robarle a los pobres, que devuelvan tanto el dinero como los equipos robados que sirven para atender a niñas, adolescentes y jóvenes huérfanas de Piura”, concluyó.

 

Otros momentos de la visita al Penal de Río Seco

 

 

 

 

 

 

 

 

martes 13 julio, 2010