EL VIENTRE MATERNO DE MARÍA FUE EL PRIMER SAGRARIO VIVIENTE

Novena y Santa Misa en honor a Nuestra Señora de la Luz en Sechura

 09 de septiembre (Oficina de Prensa).- El viernes 05 de septiembre, el fervoroso y devoto pueblo de Sechura celebró el séptimo día de la Novena en el marco de las festividades en honor a Nuestra Señora de la Luz. La Santa Misa fue presidida por Monseñor José Antonio Eguren Anselmi S.C.V., Arzobispo Metropolitano de Piura, y concelebrada el R.P. Manuel Castro Sosa, Vicario Foráneo del Bajo Piura y el párroco R.P. José Chero More.

Al comenzar su homilía Monseñor Eguren manifestó su gran alegría por estar en Sechura una vez más, en el día en que se ha dado inicio a las Jornadas de Oración y Ayuno en toda nuestra Arquidiócesis, para juntos pedirle al Señor Jesús que “se derogue el mal llamado Protocolo de Aborto Terapéutico, la primera norma abortista promulgada en el Perú, que tiene por finalidad lograr que con el tiempo se pueda tener en nuestro país un aborto a simple petición, es decir, al antojo y capricho de las personas o de la mujer”, manifestó.

 Luego agregó: “Por eso hoy de manera especial le pedimos a Nuestra Señora de la Luz que interceda por nosotros los peruanos ante su Hijo Jesucristo, para que veamos dentro de poco derogada esta norma abortista; y lo hacemos conscientes del poder que tiene la oración hecha con fe, a la que unimos el poder de nuestro ayuno. A Santa María que sabe qué es la Vida, porque llevó a la Vida misma, Cristo, en sus entrañas virginales e inmaculadas, le pedimos que interceda por todos los niños por nacer y por todas las madres gestantes, especialmente las que puedan estar pasando algún tipo de dificultad; y que interceda por nuestras autoridades nacionales para que vean el daño que significa la aprobación del aborto terapéutico. Hermanos el vientre materno de Santa María fue el primer sagrario viviente, porque ahí se encarnó el Hijo de Dios y tomó nuestra condición humana, en todo semejante a la nuestra menos en el pecado”.

En otro momento nuestro Pastor reflexionó sobre el significado de la imagen de Nuestra Señora de la Luz: “La imagen hermosa que ustedes veneran aquí en Sechura realmente es muy expresiva y nos muestra la función maternal de María en nuestras vidas. Ella mientras sostiene a su pequeño Hijo con su brazo izquierdo, con el derecho rescata y salva a sus hijos de las fauces del demonio. Por ello Santa María no es una figura decorativa en la espiritualidad cristiana y católica, todo lo contrario, su rol dinámico en nuestras vidas lo podemos definir con la palabra «Madre». Su ser de Madre es un rasgo fundamental en Ella, pues Ella es la Madre del Cristo total, no sólo de Cristo Cabeza sino también del Cuerpo Místico de Cristo, es decir de la Iglesia, de todos nosotros. Porque el Sí generoso de Santa María no sólo hizo posible la encarnación del Verbo Eterno del Padre, sino que permitió que nosotros pasáramos de las tinieblas del pecado a la luz de la gracia, de la muerte a la vida de Dios”.

 “Todo cristiano católico – exhortó finalmente Monseñor Eguren – ante una fiesta tan hermosa como ésta lo que tiene que hacer es renovar su conciencia de que María es Madre suya y de cada uno de nosotros, que somos sus hijos en el orden de la fe y de la gracia. Y por otro lado esta celebración también debe llevarnos a amarla a Ella cada vez más y mejor, como su Hijo Jesucristo la ama”.

Antes de finalizar la Santa Misa, en un clima de profundo recogimiento y oración, se expuso solemnemente el Santísimo Sacramento para pedirle al Señor Jesús por el respeto de la vida de los niños por nacer y por la derogación del Proyecto de Aborto Terapéutico.

martes 9 septiembre, 2014