“El Señor Jesús te busca y quiere hospedarse hoy en tu corazón”

Visita Pastoral a la Parroquia de San Martín de Porres de Castilla

Parroquia San Martín de Porres4 de noviembre (Oficina de Prensa).- Hoy domingo, Mons. José Antonio Eguren Anselmi, S.C.V. visitó la Parroquia de “San Martín de Porres” del distrito de Castilla – Piura, con ocasión de la celebración de su fiesta patronal. El Arzobispo de Piura y Tumbes celebró la Santa Misa ante un templo colmado de fieles. La Eucaristía fue concelebrada por el párroco, R.P. Francisco Alburqueque Sánchez, y por el neo presbítero, R.P. Juan Lequernaqué Morales, quien recibiera la ordenación sacerdotal el pasado domingo 28 de octubre.

Parroquia San Martín de PorresReflexionando sobre el Evangelio dominical que recoge el encuentro del Señor Jesús con Zaqueo (ver Lc 19, 1-10), Mons. Eguren señaló que el amor misericordioso de Dios no excluye a nadie, busca a todos, y especialmente a lo más pecadores como Zaqueo quien era despreciado por todos por ser publicano: “Es conmovedor ver cómo Zaqueo ha sido alcanzado por la gracia del amor de Dios. Por eso quiere ver a Jesús, por eso sale a la calle por donde iba a pasar el Señor, y cuando la multitud se lo impide, porque era bajo de estatura, se sube a un árbol, a un sicómoro para poder verlo. La historia de Zaqueo nos llena de esperanza. Dios nos excluye a nadie de su amor, porque ama todo lo que ha creado. Más aún, busca con predilección a los pecadores. Por ello hermanos, siempre hay esperanza. Por más grande que sea nuestro pecado, siempre hay perdón y misericordia”.

Parroquia San Martín de PorresSiguiendo con su homilía, Mons. Eguren subrayó que, “la misericordia de Dios se ha encarnado, se ha hecho visible, tiene un rostro y un nombre: ¡Jesús de Nazaret! Y Jesús sigue recorriendo las calles de nuestro mundo por medio de su Iglesia, de la predicación de su Palabra y de la celebración de los sacramentos. Como Zaqueo, salgamos a su encuentro porque Él también nos busca y quiere hospedarse hoy en la casa de nuestro corazón…Emociona ver en el relato evangélicos de hoy, cómo el amor misericordioso del Señor nos da siempre mucho más de lo que pedimos o imaginamos. Zaqueo sólo quería ver al Señor, y el Señor le pide alojarse en su casa y cenar con él. Y Zaqueo se puso muy contento”.

Finalmente el Arzobispo Metropolitano señaló que “el verdadero encuentro de vida con el Señor no nos deja igual a cómo estábamos antes. El que verdaderamente se ha dejado tocar por Él, por la fuerza de su amor, lo manifiesta con su conversión de vida. Por eso Zaqueo le promete a Cristo repartir la mitad de sus bienes entre los pobres y devolver cuatro veces lo defraudado. Hermanos, el que verdaderamente se ha encontrado con Jesús y ha recibido su misericordia, lo manifiesta reparando el mal que ha ocasionado; lo manifiesta con una vida santa y llena de buenas obras de verdad y de amor. Ahí está el ejemplo de Zaqueo y también el de San Martín de Porres, nuestro compatriota. Un mulato que acogió en su vida el amor del Señor y cuya santidad hoy despierta la admiración no sólo en el Perú sino en el mundo entero. Cuando el amor de Dios se acoge responsablemente es capaz de forjar vidas santas que todo lo renueven”.

Concluida la Santa Misa, se dio inicio a la procesión con la imagen de San Martín de Porres y Mons. Eguren departió momentos con la comunidad parroquial.

Parroquia San Martín de Porres

Parroquia San Martín de Porres

lunes 5 noviembre, 2007