¡EL RESUCITADO ES LA LUZ DEL MUNDO!

Solemne Vigilia Pascual

Vigilia Pascual11 de abril (Oficina de prensa).- El Arzobispo Metropolitano de Piura, Mons. José Antonio Eguren Anselmi, S.C.V., presidió la Solemne celebración de la Vigilia Pascual a las 9 de la noche. Esta es la Eucaristía más importante de todo el año. Hoy es la Noche Santa de Pascua, hoy es la Noche del gran acontecimiento de la Resurrección de Cristo.

“Cristo resucitado no ha quitado el sufrimiento y el mal del mundo, pero los ha vencido de raíz, con la superabundancia de su gracia. A la prepotencia del Mal ha opuesto la omnipotencia de su Amor que no teme a la muerte. En el Bautismo Jesús ha sembrado su Amor en nosotros, aquel mismo por el cual redimió al mundo. Hoy el resucitado nos pide a nosotros sus discípulos que no tengamos miedo en Amar como Él. De mostrar nuestro amor. Que más bien despleguemos su Amor, ése que está presente en nuestros corazones y así construyamos la ansiada Civilización del Amor. ¡Su Amor es la respuesta y la victoria al mal del mundo!”, manifestó Mons. Eguren.

Vigilia PascualLa celebración eucarística se dio inicio en el Atrio de la Basílica Catedral de Piura, con la bendición del Cirio Pascual. Posteriormente Mons. José Antonio se dirigió en procesional hacia el Altar con el cirio encendido, que representa la luz de Cristo, del cual la comunidad de fieles cristianos encendieron progresivamente sus velas.

El Arzobispo de Piura y Tumbes entonó solemnemente el Pregón Pascual, himno de alabanza que anuncia a todos la alegría de la Pascua, la alegría que procede de la victoria de Cristo sobre las tinieblas.

Vigilia Pascual

Después de saludar a los presentes y desearles una Feliz Pascua, nuestro Pastor expresó: “A lo largo de estos días he podido constatar una vez más la gran fe cristiana de nuestro pueblo, su profunda religiosidad. En las calles, en las iglesias y en todos los rincones de nuestra querida Piura he visto a lo largo de estos días de Semana Santa, el anhelo de multitudes de personas por encontrarse con Cristo, conscientes que en Él y sólo en Él está la Luz, es decir la verdad y la vida. Hoy y siempre dejémonos iluminar por Cristo. Sólo así encontraremos el camino que conduce realmente a la felicidad y a forjar entre nosotros un mundo justo y reconciliado. Que la Luz de Cristo que hoy resucita glorioso y que Él ha sembrado en nuestros corazones el día de nuestro Bautismo no se apague nunca…Que en estos tiempos de confusión miremos siempre al Señor Jesús, nos dejemos iluminar por Él. Sólo en Él sabemos reconocer lo verdadero de lo falso. Sólo Él nos abre a lo auténtico, a lo bello y a lo grande que hay en la vida. Sólo Él es la Luz del Mundo. Sólo en Él hay vida, calor y luminosidad”.

Vigilia PascualEn esta Noche Santa, Mons. Eguren confirió el santo Bautismo y los sacramentos de Iniciación Cristiana a un grupo de 15 catecúmenos y junto a ellos, todos los presentes con las velas de nuevo encendidas en sus manos, renovaron sus promesas bautismales.

“Queridos hijos que esta noche reciben el santo bautismo: Noche grande y hermosa de Pascua. Dentro de pocos momentos serán configurados con la muerte y la resurrección de Cristo. ¿Qué los ha traído a esta noche? Ciertamente el haber descubierto que Cristo es capaz de saciar las ansias más profundas de felicidad y de vida que cada uno de ustedes tienen. De maneras misteriosas el Señor los ha ido preparando para este día hermoso. A lo largo de estos meses de preparación la voz de Cristo ha ido resonando en ustedes con más fuerza: «el que tenga sed que venga a mí y beba (Jn 7, 37)». Pero a partir de hoy se abre para ustedes una misión como cristianos, una tarea: llevar a todos la luz de Cristo, con la palabra y con una vida coherente. Que por vuestra vida cristiana auténtica, fiel y santa, sean para los demás fuentes donde sus hermanos puedan encontrar a Cristo Agua viva”, les dijo a los catecúmenos durante su homilía.

Vigilia Pascual

Vigilia Pascual

domingo 12 abril, 2009