El que vive la amistad con el Señor vence al miedo

Pequeña Sixtina del Norte del Perú23 de junio (Oficina de Prensa).- El día de ayer, el Arzobispo Metropolitano de Piura, Mons. José Antonio Eguren Anselmi, S.C.V., presidió la Santa Misa en la Parroquia Sagrado Corazón de Jesús, ubicada en el Distrito de Pueblo Nuevo de Colán, la cual ha sido recientemente restaurada en la totalidad de sus hermosos frescos que decoran el interior.

Con la presencia de gran cantidad de fieles cristianos que colmaron el templo conocido como la “Pequeña Sixtina de la costa peruana”, se realizó la celebración eucarística con motivo de su Fiesta Patronal y estuvo concelebrada por el R.P. Domingo García Hospital, Vicario Foráneo de Paita y por el párroco R.P. Daniel Trigueros García.

Pequeña Sixtina del Norte del PerúDurante su homilía, Mons. José Antonio Eguren expresó: “El hilo conductor del Evangelio de hoy (Mt 10, 26-33) es el llamado del Señor Jesús a no tener miedo…El hombre de hoy tiene dos grandes miedos: el miedo a una vida vacía, sin sentido y el miedo a la muerte. El que vive la amistad con Cristo vence estos temores porque el Señor Jesús, es Aquel que da el verdadero sentido a la vida y nos da la victoria sobre la muerte…Sólo Él es capaz de llenar nuestra existencia de sentido, de felicidad, de libertad y de realización plena. Sólo Él es capaz de darnos la victoria sobre la muerte y abrirnos el horizonte de eternidad”.

Pequeña Sixtina del Norte del PerúMás adelante enfatizó: “Hermanos no tengamos miedo de dar testimonio del Señor Jesús, de ponernos de su lado delante de los hombres…Al encarnarse primero y luego morir y resucitar, Cristo se ha puesto de nuestro lado. Esto es lo que expresa de manera hermosa su Sagrado Corazón. Su Corazón Sacratísimo nos muestra con qué coraje y amor Él se jugó por nosotros hasta el extremo. Por ello no tengamos miedo de declararnos por Él ante los demás…Qué hermoso es cuando un político, un empresario, un trabajador, un estudiante, un profesional (sea médico, abogado, periodista, artista, deportista, etc.) se declara a favor de Cristo y coherente con su fe, rechaza la corrupción, el afán de dominio, la manipulación, la injusticia, la mentira, el pisotear los derechos de los demás, especialmente de los más pobres y humildes, y es honesto, servicial, veraz, solidario y defensor de la dignidad humana…Que hermoso es cuando los padres de familia se declaran a favor de Cristo y frente a una mentalidad divorcista hoy en día muy difundida, desde su fe cristiana defienden y fortalecen la unidad e indisolubilidad de su matrimonio, velan por sus hijos y se esfuerzan por hacer de sus hogares auténticos cenáculos de fe y santuarios de la vida, donde la vida es amada y protegida desde su concepción hasta su fin natural…Qué hermoso es cuando la juventud se declara a favor del Señor Jesús y rechaza la violencia, el uso ilícito del sexo, del alcohol, de la pornografía y de la droga…Qué hermoso es cuando una mujer que espera un hijo se declara a favor del Señor rechazando la tentación del crimen del aborto y tiene el coraje de tener a su hijo. Hermanos recordemos siempre lo que Jesús hoy nos ha dicho: «si uno se pone de mi parte ante los hombres, yo también me pondré de su parte ante mi Padre celestial»”.

Pequeña Sixtina del Norte del PerúDurante la celebración y en el marco de esta fervorosa festividad, el Arzobispo bendijo el altar, el lugar donde se celebra la Eucaristía, lugar donde renovamos el sacrificio redentor.

La construcción del templo se inició aproximadamente en el año 1905, siendo inaugurado el 24 de junio de 1911, el mismo día se realizó la bendición de la imagen del Sagrado Corazón de Jesús. Este templo impacta por las hermosas pinturas interiores con motivos religiosos que se encuentran decorando el techo, la nave central y las naves laterales, incluyendo los vitrales, por eso se le conoce con el nombre de “La Pequeña Sixtina”. Desde el 25 de abril de 1988, es considerada como monumento histórico nacional, mediante Resolución Suprema Nº 214-88.

Pequeña Sixtina del Norte del Perú

Pequeña Sixtina del Norte del Perú

lunes 23 junio, 2008