“El que quiera servirme, que me siga y donde esté yo, allí también estará mi servidor”

Arzobispo de Piura preside Santa Misa Crismal en la Catedral

 30 de marzo (Oficina de prensa).- El día de hoy, Monseñor José Antonio Eguren Anselmi, S.C.V. presidió la Santa Misa Crismal, en la Basílica Catedral de Piura, la cual estuvo concelebrada por más de 70 sacerdotes de nuestra Arquidiócesis.

En esta hermosa celebración y en el marco del presente Año Sacerdotal, el numeroso grupo de sacerdotes del Presbiterio de Piura y Tumbes renovaron sus promesas sacerdotales y su fidelidad al Señor Jesús y a la Iglesia. La gran concurrencia de fieles católicos que participaron de la Solemne Eucaristía, no cesaron de aplaudir a sus presbíteros como señal de agradecimiento por el don de su ministerio.

 Al iniciar su homilía, Mons. Eguren manifestó nuestra adhesión y filial afecto al Papa Benedicto XVI ante la reciente campaña de difamación: “Santo Padre: desde esta cálida y católica tierra piurana y tumbesina queremos decirle que lo queremos y que rezamos siempre por usted. Santidad: usted no está sólo, cuenta con nuestro aprecio, afecto y adhesión. Agradecemos al Señor Jesús el don de su vida y de su ministerio petrino, su infatigable labor por proclamar a tiempo y a destiempo la verdad de Cristo, de la Iglesia y del Hombre, que constituyen fuente de renovada esperanza para la Iglesia y para el mundo de hoy”.

Asimismo en esta celebración eucarística, nuestro Pastor bendijo los Óleos de los Enfermos, de los Catecúmenos y el Santo Crisma, que se usarán en los Sacramentos del Bautismo, Confirmación, Orden Sagrado, Unción de los enfermos y en la Dedicación de las iglesias.

Pulse aquí para leer el texto completo de la homilía, que nuestro Arzobispo Metropolitano pronunció en esta ocasión.

 

 

 

martes 30 marzo, 2010