“EL AMOR SE REVELA Y SE NOS DA COMO MISERICORDIA”

Fiesta de la Divina Misericordia

 11 de abril (Oficina de prensa).- En la mañana de hoy, Monseñor José Antonio Eguren Anselmi, S.C.V., presidió la Santa Misa de Fiesta de la Divina Misericordia en la Basílica Catedral de Piura. Participaron de la celebración eucarística los miembros de la Asociación Arquidiocesana de la Divina Misericordia y el grupo de jóvenes que recibieron el Sacramento del Bautismo en la noche de la Vigilia Pascual.

Durante esta Eucaristía, se realizó el Solemne anuncio del Congreso Eucarístico y Mariano que tendrá como lema “La Eucaristía construye el Amor en la Verdad – Señor mío y Dios mío”, a realizarse del 12 al 15 de agosto próximo, en la ciudad de Piura.

 Ante la multitudinaria presencia de fieles devotos que colmaron el templo, nuestro Arzobispo Metropolitano expresó: “La misericordia es la cara más auténtica del amor de Dios hacia el hombre… Su amor misericordioso ha cambiado radicalmente el destino de la humanidad uniendo la muerte y la resurrección del Señor Jesús a nuestra existencia y a la historia de la humanidad… Dios-Padre es absolutamente fiel a su eterno amor por el hombre y creer en ese amor significa creer en la misericordia”.

Más adelante dijo: “En este Año Sacerdotal los sacerdotes debemos redescubrir nuestra vocación como misterio de misericordia. Misericordia es la absoluta gratuidad con la que Dios nos ha elegido sin mérito de nuestra parte; pero además es el habernos constituidos ministros de su amor misericordioso al confiarnos el don de perdonar los pecados, un don que brota de las heridas de sus manos y sus pies y sobre todo de su costado atravesado… A través de nuestro ministerio sacerdotal el Señor inunda a toda la humanidad con su misericordia”.

 “En la imagen de la Divina Misericordia destaca el Sagrado Corazón de Jesús… De ese Corazón rebosante de ternura brotan dos rayos que representan la sangre y el agua; la sangre símbolo del sacrificio del Calvario y de la Eucaristía; el agua símbolo del Bautismo y del don del Espíritu Santo… A través de su Corazón traspasado se derrama el amor misericordioso del Señor que nos reconcilia con Dios-Padre, con nosotros mismos, con nuestros hermanos humanos y con la creación entera. Su Sagrado Corazón nos ha dado la reconciliación y la santificación”, manifestó nuestro Pastor.

“Jesús, en Ti confío. Esta jaculatoria de los devotos de la Divina Misericordia expresa muy bien la actitud que siempre en la vida debemos tener como creyentes: el abandono lleno de confianza en las manos de Jesús, nuestro único Salvador. El abandonarse en sus manos rompe las barreras de la oscuridad, de la desesperación, de la duda, de la tristeza… Sigamos en ello el ejemplo de Santa María. Que Ella, Madre de Misericordia mantenga siempre vivo en nosotros la confianza, la fe en su Hijo: Hoy y siempre: Jesús, en Ti confío”, resaltó.

 Antes de finalizar la celebración eucarística, el Pbro. Miguel Medina, párroco de la Parroquia San Miguel Arcángel – Basílica Catedral de Piura, dio lectura a la Carta del Arzobispo Metropolitano con ocasión del Congreso Eucarístico y Mariano, en la cual pide a los fieles de Piura y Tumbes que recen desde ya la Oración especialmente preparada para este importante acontecimiento que conmemora los 50 años del VI Congreso Eucarístico Nacional de 1960 y de la Coronación Pontificia de la imagen de la Virgen de las Mercedes. A continuación les ofrecemos el texto completo de ambos documentos preparados por nuestro Arzobispo.

Carta del Arzobispo Metropolitano a toda la Iglesia Arquidiocesana de Piura y Tumbes con ocasión del próximo Congreso Eucarístico y Mariano de Piura.

Oración por el Congreso Eucarístico y Mariano de Piura.

domingo 11 abril, 2010