Edificante visita pastoral al Caserío de Salados Quebrada

Confirmaciones en el Caserío Salados Quebrada4 de diciembre (Oficina de Prensa).- Sólo 55 kilómetros de distancia separan el pueblo de Mallares en plena Carretera Panamericana Norte, del Caserío Salados Quebrada, en el agreste desierto sullanense. El viaje, por lo inhóspito del terreno, dura alrededor de dos horas, en las cuales se sortean, quebradas profundas, riscos empinados, y una buena cantidad de kilómetros de trocha carrozable. Pero nada de ello, fue motivo de desánimo para realizar el día de hoy una visita pastoral a este caserío.

Confirmaciones en el Caserío Salados QuebradaSegún nos cuenta el Pbro. Omar Castrillo, párroco de la parroquia San Juan Macías (Ignacio Escudero) a la cual pertenece el caserío Salados Quebrada, el año pasado les preguntó a los pobladores saladeños que necesitaban. La respuesta no se dejó esperar: conocer más al Señor y recibir el sacramento de la Confirmación. Dieron así un hermoso testimonio de su hambre de Dios a pesar de que también padecen una gran hambre del pan de cada día.

Por ello, venciendo las adversidades del camino, Mons. José Antonio Eguren Anselmi SCV, celebró la Santa Misa de Confirmación en la capilla dedicada a la Virgen del Carmen en Salados Quebrada, donde 25 personas, en su mayoría adultos mayores, pertenecientes a los caseríos de Algarrobillo y Quebrada Salados, recibieron este Sacramento. Asimismo cuatro de ellos, también hicieron su Primera Comunión. Esta celebración litúrgica fue concelebrada por el Pbro. Omar Castrillo y el Pbro. Domingo García, ambos sacerdotes diocesanos palentinos (España), que realizan su labor apostólica en la Parroquia San Juan Macías de Ignacio Escudero. Asimismo, participó el Pbro. David Porras (palentino) quien dirigió los cantos durante la Santa Misa. Todos los pobladores participaron en la Eucaristía y acompañaron con alegría a los nuevos confirmandos.

Confirmaciones en el Caserío Salados QuebradaEntre los confirmandos destacaba la señora María Rodríguez Castillo que a sus 80 años, mantenía vivo su deseo de ser confirmada. El señor Sebastián Pena, de 60 años de edad y presidente de la Sociedad de la Virgen del Carmen, y responsable de la capilla del caserío manifestó emocionado: “Hemos pedido muchas veces al Señor que nos conceda la oportunidad de recibir el Sacramento de la Confirmación en nuestro pueblo, y vemos con profunda alegría que Él nos ha escuchado, y hoy podemos decir con emoción, Señor Jesús aquí estamos para ser tus testigos y apóstoles en le mundo”.

Confirmaciones en el Caserío Salados QuebradaMons. Eguren manifestó su emoción por esta vivista pastoral, y resaltó la fe católica de los pobladores y los exhortó a mantenerla siempre viva por medio de la oración, los sacramentos, la meditación de la Palabra de Dios, la catequesis y la piedad filial a María Santísima. Los sacerdotes palentinos visitan todos los meses este lejano caserío de su Parroquia para celebrar la Eucaristía, administrar el sacramento de la confesión y acompañar pastoralmente al pueblo.

Los pobladores al término de la Santa Misa, comentaron a Mons. José Antonio que ellos tienen formado un grupo de oración del Santo Rosario, que se reúne todos los martes en la capilla Virgen del Carmen, dando muestra de que el amor filial a María, siempre está presente en los corazones de los habitantes de nuestra Arquidiócesis, por más alejados que se encuentren.

Confirmaciones en el Caserío Salados Quebrada

lunes 4 diciembre, 2006