DIOS NO ES SOLEDAD ES AMOR TRINITARIO

Solemnidad de la Santísima Trinidad

 26 de mayo (Oficina de Prensa).- Ante una gran cantidad de fieles congregados en la Parroquia Nuestra Señora de Guadalupe, Monseñor José Antonio Eguren Anselmi S.C.V., Arzobispo de Piura y Tumbes celebró hoy la Solemnidad de la Santísima Trinidad. Durante la celebración saludó a los vecinos de la Urbanización Piura quienes cumplían sus Bodas de oro de fundación. A lo largo de sus 50 años de vida, han surgido de entre sus familias muchos profesionales y doce sacerdotes, entre ellos el párroco actual, R.P. Miguel Medina Pacherre, un sacerdote franciscano, tres salesianos, un jesuita y siete sacerdotes diocesanos, siendo el último ordenado el P. Juan Carlos Andrade quien fuera ordenado el año pasado.

En su homilía Monseñor José Antonio Eguren dijo: “La gran fiesta que hoy celebramos nos enseña que la Trinidad es un misterio, pero un misterio de amor volcado, inclinado hacia nosotros. La obra de nuestra creación, la obra más admirable aún de nuestra reconciliación y la obra permanente de nuestra santificación, es la obra del amor del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo en nuestra vida. Dios es Amor y el Amor que es Dios es real, existe y tiene un rostro y nombre: Jesús de Nazaret, quien nos muestra al Padre y nos da su Espíritu”.

 “Cada uno de nosotros lleva en lo profundo de su ser la huella de la Santísima Trinidad. Esa huella trinitaria nos hace tener nostalgia de Dios, hambre y sed de infinito, de eternidad. La grandeza del ser humano no sólo radica en que ha sido creado por Dios Trinidad, sino sobre todo en que ha sido creado para Él. Por eso sin Dios Trinidad, el ser humano desaparece, se desvanece, se pierde, no se encuentra a sí mismo ni puede ser feliz”, agregó nuestro Pastor.

Luego nuestro Arzobispo exhortó a los fieles: “Muchas veces afirmamos con razón que la vocación de la persona humana es el amor. ¿Por qué? Simplemente porque somos imagen y semejanza de Dios Uno y Trino y Dios es amor, es comunión perfecta de amor del Padre con el Hijo en el Espíritu Santo. El anhelo de comunión que tenemos, el impulso de ser personas para el encuentro, nuestro deseo de amar, de formar una familia, de tener amigos, de vivir la fraternidad, de hacer el bien, de servir, etc., nos viene de ser imagen y semejanza de Dios. Por ello nada más anti natural que vaya contra nosotros mismos, que el egoísmo, el individualismo, los desencuentros entre nosotros”.

Antes de finalizar su homilía nuestro Pastor saludó a los presentes: “Hago llegar mi felicitación más sincera a los residentes de la Urbanización Piura en esta celebración de sus Bodas de Oro. Sean conscientes que aquello que llevó a sus antepasados a fundar esta Urbanización no fue otra cosa sino el deseo de vivir en comunión, deseo que brota de llevar la huella de la Santísima Trinidad en nuestros corazones. Que apoyados en su vida cristiana, que es vida trinitaria, sigan haciendo de su Urbanización la casa y la escuela de la comunión. Y lo mismo le digo a todos: que a la luz del misterio de la Santísima Trinidad, hagamos de la Iglesia la casa y la escuela de la comunión, donde sintamos al hermano de fe en la unidad profunda del Cuerpo místico de Cristo, como alguien que me pertenece y con quien estoy dispuesto a compartir sus alegrías y dolores. Que María la perfecta Hija del Padre, Madre del Hijo, templo del Espíritu, nos enseñe a relacionarnos con cada una de las tres personas de la Santísima Trinidad”.

 La Urbanización Piura fue creada el 31 de mayo de 1963, siendo la primera Urbanización de Piura. El 04 de septiembre de 1965 a las 6 de la tarde, en el marco de las Bodas de Plata de la entonces Diócesis de Piura, se erige la Parroquia Nuestra Señora de Guadalupe con su primer párroco el sacerdote jesuita R.P. Miguel Girón. Actualmente tiene casi 5,000 habitantes en sus 4 etapas y unas 800 viviendas. Es muy conocida por el espíritu de vecindad que tiene y por el fomento del deporte, básket, fulbito y vóley. El Secretario General de la Junta Vecinal de la Urbanización es el Coronel PNP (R) Salvador Savitzki Mendoza.

domingo 26 mayo, 2013