“DIOS LO MÁS IMPORTANTE Y TRASCENDENTAL DE NUESTRA VIDA”

I DOMINGO DE CUARESMA

Nuevos Párrocos en el Tránsito de Castilla y San José Obrero de Piura

 21 de febrero (Oficina de prensa).- Hoy, I Domingo del tiempo de Cuaresma, el Arzobispo Metropolitano de Piura, Mons. José Antonio Eguren Anselmi, S.C.V., presidió dos Eucaristías en las cuales, los Presbíteros Martín Chero Nieves y Luis Arrasco Lucero tomaron posesión de las Parroquias “Nuestra Señora del Tránsito” en Castilla, y “San José Obrero” en Piura, respectivamente.

En ambas celebraciones, Mons. Eguren, agradeció la presencia de las autoridades, religiosas, consejo pastoral, grupos parroquiales, movimientos eclesiales, familias, jóvenes y niños que recibieron a sus nuevos párrocos con acogedores aplausos, pancartas y muestras de cariño. Así mismo pidió a las comunidades parroquiales respectivas, que apoyen con entusiasmo y cariño a sus nuevos párrocos… “Que no le falte al rebaño la atención y solicitud de su Pastor pero que tampoco le falte al Pastor la obediencia y la solicitud del rebaño”, expresó.

 Durante su homilía reflexionó en el pasaje del Evangelio emblemático del primer domingo de cuaresma (Lc 4, 1-13) donde se narran las tentaciones de Jesús en el desierto. “Con la primera respuesta del Señor Jesús ante el tentador, nos recuerda que lo más importante y trascendental en nuestra vida es Dios. La gran tentación del demonio es hacer que en nuestra vida prime lo material sobre lo espiritual… Que este tiempo penitencial de la Cuaresma sea ocasión para tomar conciencia que Dios es lo primero y fundamental en nuestra vida personal y comunitaria…”, manifestó.

Mons. Eguren subrayó que el desierto simboliza el lugar apropiado para estar en soledad y para hacer oración, y a través de ellas para encontrarse con la Voluntad de Dios. Pero que también es símbolo de aridez y de muerte… “Hagamos de esta Cuaresma una ocasión para acrecentar nuestra vida de oración y a través de ella pedirle al Señor que nos manifieste más claramente sus Planes en nuestra vida, porque sólo adhiriéndonos a ellos encontramos la felicidad verdadera”.

 En otro momento, el Arzobispo de Piura y Tumbes resaltó que el Señor Jesús ante las tres tentaciones del demonio nos enseña “que con el tentador y con la tentación NO se dialoga”, y que no debemos “ponernos nunca en ocasión de ser tentados”… “Ver hoy al Señor Jesús venciendo a Satanás, al tentador, debe darnos confianza en nuestra lucha contra el mal y la tentación. Como bien dice San Agustín, «te fijas que fue tentado, pero no en que venció»”, expresó.

Finalmente exhortó a los fieles a aprovechar los cuarenta días del tiempo de Cuaresma, tiempo en que el Señor se muestra “clemente y misericordioso, porque no quiere la muerte del pecador sino que éste se convierta y viva…”, manifestó.

Cabe resaltar que en ambas Eucaristías, luego de la lectura del Decreto, los nuevos párrocos pronunciaron su Profesión de Fe y realizaron el Juramento de Fidelidad, con los cuales se comprometieron a forjar una comunidad de fe y caridad. Inmediatamente después, nuestro Arzobispo les hizo entrega de los lugares donde se celebran los sacramentos y de los símbolos de su ministerio: las llaves del templo, el Baptisterio, el Confesionario, el Libro de la Palabra y los ornamentos para la Eucaristía.

 

 
lunes 22 febrero, 2010