“DIOS CREÓ AL HOMBRE PARA LA INMORTALIDAD”

Misa de clausura de la V Crisma Jornada de la comunidad católica Bodas de Caná en Piura

 01 de julio (Oficina de Prensa).- Monseñor José Antonio Eguren Anselmi S.C.V., Arzobispo Metropolitano de Piura celebró hoy la misa de clausura de la V Crisma Jornada de alabanza, predicación y sanación de la comunidad católica Bodas de Caná que se llevó a cabo este fin de semana en el coliseo Miguel Jerónimo Seminario y Jaime de Piura.

En su homilía, Monseñor Eguren habló sobre el Evangelio de hoy que “la enfermedad y la muerte están en contacto con nuestra realidad, pero no formaron parte del plan creador del Señor. Dios creó al hombre para la inmortalidad, y si la enfermedad y la muerte están en nosotros ha sido por la envidia del demonio y por el pecado del ser humano. Sin embargo la última palabra la tiene el Señor Resucitado, Él es la vida y en la cruz  destruyó a la muerte y por nuestra fe ya tenemos vida eterna. Además Jesús nos muestra que nuestros sufrimientos y mortificaciones del día a día pueden ser un camino de purificación,  de redención y santificación si  lo ofrecemos y unimos al dolor de Cristo”.

 

 Nuestro Pastor también exhortó a los miembros de esta comunidad católica a continuar con su trabajo con el apostolado a las familias “un hogar sin amor es un hogar sin Cristo. El centro de toda familia debe ser Jesucristo. Los esposos quieran mucho a sus esposas, hijos quieran y obedezcan a sus padres. La familia es fuente de vida y por ello deben defenderla desde su concepción hasta su fin natural, luchen contra aquellas voces que quieren imponer el aborto, pues, desde la concepción el ser humano tiene el derecho inviolable a la vida”.

Al finalizar la Santa Misa los fieles aplaudieron con mucho entusiasmo, y en agradecimiento los coordinadores generales de Bodas de Caná le dieron un presente a nuestro Arzobispo, quien lo recibió con mucho cariño y bendijo a todas las familias presentes. 

 

 

 

domingo 1 julio, 2012