Cuaresma: «Llevemos una vida cristiana auténtica»

Misa de Miércoles de Ceniza

Cuaresma: tiempo de la misericordia y del perdón25 de febrero (Oficina de Prensa).- Numerosos fieles católicos de nuestra ciudad, se reunieron en la mañana de hoy en la Basílica Catedral de Piura, para participar de la Santa Misa del Miércoles de Ceniza, presidida por Mons. José Antonio Eguren Anselmi, S.C.V.

En medio de un clima de recogimiento y oración, y con el canto de las Letanías de los Santos, se dio inicio a la Santa Eucaristía con la cual iniciamos la Cuaresma, tiempo litúrgico de conversión, que marca la Iglesia para prepararnos a la gran fiesta de la Pascua.

“Con el Miércoles de Ceniza empezamos el tiempo de la Cuaresma. Cuarenta días de penitencia en los cuales el Señor Jesús se muestra compasivo y misericordioso y nos ofrece el don de la reconciliación”…, expresó nuestro Pastor al iniciar su homilía.

Cuaresma: tiempo de la misericordia y del perdónY continuó diciendo: “Pero, para que haya Cuaresma, se necesita que a la iniciativa divina, correspondamos con nuestra apertura de corazón, reconociéndonos pecadores necesitados de su perdón. En este tiempo el Señor se nos manifiesta especialmente compasivo y misericordioso, por ello que la gracia que Él copiosamente va a derramar sobre cada uno de nosotros, no caiga en “saco roto”. Vivamos esta Cuaresma con profunda humildad, con la levadura de la sinceridad, con conversión profunda, para que así, muertos con Cristo al pecado resucitemos con Él a la vida eterna”.

Durante su homilía, el Arzobispo de Piura y Tumbes, Monseñor José Antonio, invocó a los fieles a practicar los tres medios tradicionales de la Cuaresma: "la Oración, que nos reconcilia con Dios amor, medio privilegiado para configurarnos con Cristo que es el Camino, la Verdad y la Vida; el Ayuno, que nos reconcilia con nosotros mismos, medio que simboliza el señorío que debemos alcanzar sobre nosotros mismos. Ayuno que significa el rechazo y la abstención del pecado; la Limosna que es reconciliación con los hermanos humanos, medio para vivir la caridad, la solidaridad, el servicio, la donación fraterna”.

Cuaresma: tiempo de la misericordia y del perdónLuego de la homilía, Monseñor Eguren impuso a los fieles la ceniza en la frente, exhortándolos a comprender su simbolismo: “La ceniza que recibimos hoy, expresa lo pasajero de este mundo, lo perecedero de los bienes de este mundo y por tanto nos recuerda que apoyados en la gracia de Dios hay una salvación eterna que alcanzar”.

La celebración eucarística estuvo concelebrada por los sacerdotes Miguel Medina y Jimmy Coveñas, párroco y vicario parroquial de la Parroquia San Miguel Arcángel. Y contó con la participación de los diáconos y los seminaristas de nuestra arquidiócesis.

Cuaresma: tiempo de la misericordia y del perdón
miércoles 25 febrero, 2009