“CRISTO ES EL ÚNICO QUE SACIA TU SED DE FELICIDAD Y PLENITUD”

 11 de marzo (Oficina de prensa).- En el III Domingo de Cuaresma Monseñor José Antonio Eguren, S.C.V., Arzobispo Metropolitano de Piura, celebró hoy la Santa Misa en la Basílica Catedral de Piura que congregó gran cantidad de fieles, quienes acompañaron a un grupo de catecúmenos que realizaron sus primeros escrutinios y a los más de cuatrocientos jóvenes de Perú y Ecuador que concluyeron el VIII Encuentro Binacional Juventud Perú – Ecuador con sede en nuestra ciudad.

En su homilía Monseñor Eguren reflexionó en torno al hermoso encuentro entre el Señor Jesús y la mujer samaritana, “encuentro que refleja la sed de Dios por darse a conocer a nosotros y la sed de felicidad y de conversión de nuestros corazones”.

“El encuentro de Jesús con la samaritana nos manifiesta la necesidad profunda que tiene el ser humano de felicidad y de plenitud. Y a la vez que descubre este anhelo descubre también, como la samaritana, que es incapaz de satisfacer este anhelo por sí mismo. Descubre que sólo Cristo es capaz de darle a beber de esa agua que saciará su sed de infinito: «el que beba del agua que yo le daré, nunca más volverá a tener sed» (Jn 4, 14)”.

 Nuestro Arzobispo destacó que este Evangelio es un reflejo del camino que los catecúmenos recorren en su preparación para unirse más estrechamente al Señor Jesús a través del sacramento del Bautismo que pronto recibirán: “En su diálogo con Jesús la samaritana va poco a poco descubriendo la verdadera identidad del Señor. Primero será un simple judío, después un profeta, más adelante lo descubrirá como el Mesías esperado, y finalmente como Dios hecho hombre. Que como la samaritana, la Cuaresma sea para nosotros y para ustedes catecúmenos un progresivo descubrir quién es Jesús, un profundizar en nuestro conocimiento amoroso de Él, y comprender que sin Él no podemos ser salvados de la esclavitud del pecado y alcanzar la felicidad plena”.

Asimismo, Monseñor Eguren explicó que “después de encontrarse con Jesús, la samaritana corre a la ciudad y anuncia: «Venid a ver un hombre que me ha dicho todo lo que he hecho (Jn 4, 29)». Que como la samaritana, anunciemos a los demás con valor y autenticidad que Él es el único que sacia nuestra sed de infinito, de plenitud, de felicidad”.

Luego de la homilía, nuestro Pastor impuso las manos a los catecúmenos que el día de la Vigilia Pascual recibirán los Sacramentos de Iniciación Cristiana.

CLAUSURA DEL ENCUENTRO JUVENTUD PERÚ – ECUADOR

 A los participantes del VIII Encuentro Binacional de Juventud Perú – Ecuador que se llevó a cabo en Piura del 8 al 11 de marzo y tuvo como tema de reflexión “Juventud y medios de comunicación, una ventana para compartir nuestra fe, arraigados en Cristo”, Monseñor Eguren los alentó a “que en estos tiempos de nuevas tecnologías tengan una actitud madura al hacer uso de ellas, para que puedan evangelizar y hacer que muchos como la samaritana puedan progresivamente ir conociendo a Jesús, quien es el Camino, la Verdad y la Vida”.

Asimismo, hizo hincapié en que si bien las nuevas tecnologías permiten la comunicación con miles de personas de manera casi inmediata, “nada podrá sustituir la riqueza del encuentro personal con el otro”.

Monseñor Eguren también presidió la Santa Misa inaugural de este Encuentro el jueves 8 de marzo, resaltando en esa oportunidad las palabras del Papa Benedicto XVI sobre el tema de las nuevas tecnologías, destacando que “existe un estilo cristiano de presencia también en el mundo digital, caracterizado por una comunicación franca y abierta, responsable y respetuosa del otro. Estamos llamados a comunicar el Evangelio a través de los nuevos medios y eso significa no sólo poner contenidos abiertamente religiosos en las plataformas de los diversos medios, sino también dar testimonio coherente en el propio perfil digital y en el modo de comunicar preferencias, opciones y juicios que sean profundamente concordes con el Evangelio”.

 Cabe recordar que los Encuentros Binacionales comenzaron en 1999, luego de la firma de paz entre Perú y Ecuador. En el año 1999 jóvenes de Zumba en Ecuador y de San Ignacio en Perú se reúnen para celebrar y dar gracias a Dios por este acontecimiento. Desde esa fecha se han celebrado los Encuentros Binacionales cada dos años en forma alternada.

En esta versión los jóvenes de Perú y Ecuador reflexionaron sobre el protagonismo juvenil, incentivando el uso y la presencia en las nuevas tecnologías y medios de comunicación, como mediación evangelizadora, que permita arraigar la fe en Cristo. Asimismo, se buscaron incorporar los recursos sobre el uso responsable de los medios de comunicación social en la tarea evangelizadora de la Pastoral Juvenil de sus países. El próximo encuentro se realizará en Zamora – Ecuador.

lunes 12 marzo, 2012