CON GRAN PIEDAD EUCARÍSTICA PIURA Y TUMBES SE UNIERON A LA HORA SANTA UNIVERSAL

 02 de junio (Oficina de Prensa).- Con una numerosísima asistencia de fieles cristianos que colmaron la Basílica Catedral de Piura, así como todos los templos de la Arquidiócesis, se llevó acabo la Adoración Eucarística universal en comunión con el Papa Francisco en Roma y con todas las Iglesias particulares del mundo entero. Como bien sabemos esta iniciativa del Santo Padre es una de las actividades más importantes del Año de la Fe y un acontecimiento histórico ya que nunca antes se ha realizado en la Iglesia.

Eran las 10:00 de la mañana en la Catedral de Piura (5:00 de la tarde en Roma), cuando nuestro Arzobispo, Monseñor José Antonio Eguren Anselmi, S.C.V., dio inicio a la Hora Santa diciendo: “Bajo el lema ‘Un solo Señor, una sola fe’, nos reunimos esta mañana, en comunión con el Papa Francisco y toda la Iglesia universal, para adorar a Jesús Eucaristía y pedirle por la Iglesia, para que siempre resplandezca hermosa por la santidad de sus hijos, y por todos los hermanos que sufren, especialmente los que son víctimas de las nuevas esclavitudes (la violencia de la guerra, la trata de personas, el narcotráfico, la pobreza, el trabajo infantil, la precariedad económica, el desempleo, etc.), para que por nuestra oración experimenten el consuelo del Señor y vean reanimada su esperanza por nuestra caridad afectiva y efectiva para con ellos”.

 Durante sus palabras de meditación que siguieron a las seis lecturas que fueron proclamadas durante la adoración eucarística (cuatro del Antiguo Testamento y dos del nuevo Testamento), nuestro Pastor dijo: “Piensen hermanos por un momento en la belleza y en la fuerza de este momento: toda la Iglesia de rodillas con el Papa y sus Obispos, delante de su Señor en el milagro de amor que es la Eucaristía. Por un lado qué belleza: la Iglesia unida a Cristo Eucaristía, por quien vive y para quien vive. De otro lado qué fortaleza. Toda la Iglesia en oración unida a Jesús atrayendo sobre sí y sobre la humanidad las gracias y bendiciones que necesitamos para que el Señor cure las heridas más profundas de nuestra vida personal y social…Sabiendo que nuestro Dios está entre nosotros no tenemos miedo a lanzarnos a construir la ansiada Civilización del Amor por medio de la Nueva Evangelización”.

 Monseñor Eguren impartió solemnemente la bendición con el Santísimo Sacramento e invito a todos los fieles presentes a la Gran Misa y Procesión Eucarística de la tarde por la fiesta del Corpus Christi: “Jesús nos espera esta tarde a la 5:00 para que le tributemos público homenaje de gratitud y amor a su presencia real en el Santísimo Sacramento del Altar. Él te invita, Él te espera, no faltes. Que con la procesión eucarística que seguirá a la Santa Misa proclamemos públicamente lo que con tanta unción cantamos en el ‘Tú reinarás’: Reine Jesús por siempre, reine su corazón, en nuestra Patria en nuestro suelo, que es de María, la Nación”.

 En la solemne Hora Santa estuvo presente la imagen de Nuestra Señora de las Mercedes de Paita, patrona de la Arquidiócesis y Reina y Madre del Norte del Perú. Ella también acompañará la procesión eucarística de esta tarde. Que “Mamita Meche” nos enseñe a amar a su Hijo Jesús Eucaristía”.

 

 

 

 

domingo 2 junio, 2013