Con gran júbilo celebran XXXVIII Aniversario de fundación del Sodalitium Christianae Vitae

Solemnidad de la Inmaculada Concepción 

 08 de diciembre (Oficina de prensa).- En espíritu de oración y de acción de gracias, Mons. José Antonio Eguren Anselmi, S.C.V., Arzobispo Metropolitano de Piura, junto a los miembros de la Familia Sodálite, celebraron la Solemnidad de la Inmaculada Concepción y el XXXVIII Aniversario de la fundación del Sodalitium Christianae Vitae.

Durante toda la celebración eucarística, los cantos y oraciones pronunciados por los presentes, manifestaron con gran fervor y entusiasmo, su acción de gracias por las numerosas bendiciones de Dios derramadas sobre esta familia espiritual a lo largo de los 38 años de peregrinar.

 Nuestro Pastor ofreció unas hermosas reflexiones en torno a la Inmaculada Concepción, “Celebrar a la Inmaculada Virgen María, es reflexionar en el "No" de Adán y Eva al amor creador de Dios y a su proyecto original, que trajo como consecuencia la muerte en sus múltiples sentidos… Y en el "Sí" generoso de la Virgen, que desde toda la eternidad ha sido elegida para ser la Madre del Verbo Encarnado. Dios somete sus planes a María y Ella se da cuenta que, de su respuesta, no sólo depende su felicidad personal, sino que además depende la salvación de la toda la humanidad”.

“Nuestro deber es honrar a María Madre de Dios y Madre nuestra, siguiendo su ejemplo. Honrémosla teniendo su fe, su confianza en los momentos de dolor y alegría y su caridad. Tratemos de seguir su ejemplo de generosidad absoluta y de obediencia total a Dios”, expresó.

 Destacó también la gran piedad filial a la Virgen María que caracteriza la espiritualidad sodálite: “Para nosotros, miembros del Sodalitium Christianae Vitae, el apostolado es un corolario de la maternidad espiritual de María. El apostolado es de María. De Ella es la misión y la tarea de hacer crecer la vida de Cristo en el corazón de las personas y de nuestra vida social. Nosotros la secundamos en su misión maternal, haciéndonos totalmente disponibles para el apostolado”.

Antes de finalizar manifestó: “Pero además la Solemnidad de hoy nos anuncia que Cristo ha vencido al mal, al demonio y al pecado”. Y dirigiéndose a los miembros de la familia sodálite dijo: “En nuestra lucha apostólica que no nos venza el desaliento y la tristeza, más bien miremos a la Madre, y llenémonos de confianza y esperanza para seguir luchando desde nuestra vocación y misión, según el máximo de nuestras capacidades y posibilidades, para así poder contribuir en construir una Piura y un Perú más justo y reconciliado”.

 Estuvieron presentes: el señor Doctor, Marco Antonio Guerrero Castillo, Presidente de la Corte Superior de Piura la señora Alcaldesa Provincial de Piura, Mónica Zapata de Castagnino, el señor Alcalde de Castilla, Ricardo Wacheng Morales, el Hermano Gianfranco Castellanos, Superior de la Comunidad Sodálite en Piura, los integrantes del Sodalicio de Vida Cristiana, comunidades religiosas, amigos y colaboradores de la familia sodálite en Piura.

El Sodalitium Christianae Vitae fue fundado en la ciudad de Lima un 8 de diciembre, Solemnidad de la Inmaculada Concepción. Hoy su familia espiritual, conocida como Familia Sodálite, incluye al Movimiento de Vida Cristiana, la Fraternidad Mariana de la Reconciliación, las Siervas del Plan de Dios, la Asociación de María Inmaculada, y la Hermandad de Nuestra Señora de la Reconciliación, instituciones de la Iglesia fundadas por Luis Fernando Figari. En julio de 1997 el Sodalicio de Vida Cristiana recibió la aprobación del Papa Juan Pablo II, convirtiéndose así en una institución eclesial de Derecho Pontificio.

martes 8 diciembre, 2009