“Con Cristo es posible vencer a la tentación”

Primer Domingo de Cuaresma26 de febrero (Oficina de Prensa).- Ayer domingo 25 de febrero por la noche, primer domingo del tiempo de Cuaresma, el Arzobispo Metropolitano de Piura, Mons. José Antonio Eguren Anselmi SCV, celebró la Santa Misa en la Basílica Catedral de Piura, ante una gran cantidad de fieles que se reunieron para participar junto a él de la Eucaristía dominical.

Mons. Eguren, durante su homilía comentó el Evangelio del domingo (Lc 4, 1-13), donde se narran las tentaciones de Jesús. ”El evangelio de hoy nos llena de profunda esperanza al ver a Cristo venciendo al demonio y a sus tentaciones. Su victoria es nuestra victoria. Por ello al comenzar el tiempo de Cuaresma y frente al horizonte de nuestro combate espiritual no debe haber lugar para el pesimismo y la desesperanza. Como bien dice San Agustín: «Si en Él fuimos tentados, en Él venceremos al diablo. ¿Te fijas en que Cristo fue tentado, y no te fijas en que venció la tentación? Reconócete a ti mismo tentado en Él, y reconócete también a ti mismo victorioso en Él»”.

Primer Domingo de CuaresmaAsimismo el Arzobispo de Piura y Tumbes resaltó que una clave que el Señor nos da en para vencer al demonio y a sus tentaciones es no dialogar con el tentador y con la tentación: “El Señor Jesús nos enseña que con el tentador y con la tentación NO se dialoga. Es por ello que el demonio intenta por tres caminos diferentes tentar a Jesús y ante cada tentación el NO del Señor Jesús es categórico y contundente. A diferencia de la ingenua de Eva que dialogó con Satanás, Jesús nos enseña que jamás hay que hacerlo. Más aún hermanos, nunca hay que ponerse en ocasión de ser tentado”.

Seguidamente Mons. Eguren explicando cada una de las tres tentaciones dijo que de las respuestas de Jesús al tentador es posible sacar algunas claves para crecer en nuestra vida espiritual y en nuestra lucha por sofocar las fuerzas del pecado: “El amor a Dios por encima de todas las cosas expresado en la fidelidad a la vida diaria de oración y de sacramentos, sobre todo la Misa dominical («sólo al Señor tú Dios adorarás»); la lectura frecuente de la Palabra de Dios («no sólo de pan vive el hombre»), la caridad al prójimo y la humildad y sencillez de vida («no tentarás al Señor tú Dios»), constituyen claves espirituales fundamentales en nuestra lucha por vencer el pecado y alcanzar la santidad”.

Primer Domingo de CuaresmaFinalmente, exhortó a todos los fieles a valorar y aprovechar los cuarenta días del tiempo de Cuaresma, tiempo en que el Señor se muestra rico en clemencia y misericordia y recordó que el camino de nuestra Cuaresma, “lo inauguró Cristo quien lleno del Espíritu Santo fue llevado al desierto y durante cuarenta días y cuarenta noches ayunó”.

Al término de la Santa Misa, se realizó la Colecta de ayuda a nuestros hermanos damnificados por las inundaciones ocurridas recientemente en la selva central del Perú. Una vez más nuestro pueblo manifestó su gran espíritu de solidaridad y caridad.

Primer Domingo de Cuaresma

lunes 26 febrero, 2007