“¿Cómo pagaré al Señor todo el bien que me ha hecho?”

Bodas de Plata Sacerdotales

 11 de febrero (Oficina de prensa).- En este Año Sacerdotal, el Pbro. Miguel Medina Pacherre, párroco de la Parroquia San Miguel Arcángel – Basílica Catedral de Piura, celebró sus Bodas de Plata Sacerdotales con una Santa Misa presidida por Monseñor José Antonio Eguren Anselmi, S.C.V., Arzobispo Metropolitano de Piura y concelebrada por Monseñor Oscar Cantuarias, Arzobispo Emérito de Piura.

La ceremonia a la que asistieron cientos de fieles contó con la presencia de numerosos sacerdotes de nuestra Arquidiócesis, de religiosas, familiares y amigos del Pbro. Miguel.

 Cabe mencionar que el Padre Miguel Medina, recibió el Ministerio del Orden Sacerdotal de manos del Papa Juan Pablo II, el 3 de febrero de 1985, durante la visita apostólica de Su Santidad a nuestro país.

“El aniversario sacerdotal nos muestra el persistente amor fiel de Cristo que nos llama al sacerdocio… Es la celebración del amor de Dios para con nosotros y la gratitud por la fidelidad de Cristo que nos hizo sus sacerdotes y que nos estimula a ser fieles también a nosotros mismos: “Fidelidad de Cristo, fidelidad del sacerdote”, decía el Santo Padre Benedicto XVI como lema de este Año Sacerdotal… Ser sacerdote es por encima de todo la alegría y la inmensa dicha de haber sido amados y escogidos por el Señor, a pesar de nuestras flaquezas, para ser sus sacerdotes”, expresó el Pbro. Miguel Medina conmovido.

 Antes de finalizar la celebración eucarística nuestro Pastor, Mons. José Antonio Eguren le entregó una imagen de la Virgen María en nombre de la Arquidiócesis de Piura… “Que esta imagen en donde Santa María carga al Niño Jesús, refleje la protección y el cuidado que nuestra Madre nos tiene. Es una Madre que nos educa y enseña, nos guía para ser mejores personas”, manifestó con gran alegría y aprecio.

El Pbro. Miguel Medina agradeció al Señor por el don de la vida y de su vocación, a sus padres, a los sacerdotes, a todos los fieles de esta comunidad parroquial. A Monseñor Oscar Cantuarias “por permitirme ser ordenado por el Papa, por estimularme a ser cada día mejor sacerdote y por estar aquí”, a Monseñor José Antonio Eguren “por su acogida, por su confianza y comprensión, gracias por el ánimo que me sabe dar para que pueda ser siempre un sacerdote fiel”, expresó.

 

 

 

jueves 11 febrero, 2010