CERCA DE 80 ANCIANOS RECIBEN UNCIÓN DE LOS ENFERMOS DE MANOS DE MONSEÑOR EGUREN

Celebran Jornada Mundial del Enfermo y la Fiesta de Nuestra Señora de Lourdes

 11 de febrero (Oficina de prensa).- En el marco de la Jornada Mundial del Enfermo, que se celebra hoy 11 de febrero, Fiesta de Nuestra Señora de Lourdes, Monseñor José Antonio Eguren, S.C.V., Arzobispo Metropolitano de Piura, celebró ayer una Santa Misa con la participación de cerca de 80 ancianos pertenecientes al Asilo de las Hermanitas de los Ancianos Desamparados de Piura, a quienes les impartió el sacramento de la Unción de los Enfermos.

Monseñor Eguren recordó en su homilía que “un anciano o un enfermo puede hacer mucho más que lo que puede hacer un apóstol joven y sano. Si se unen a la Cruz de Cristo pueden atraer enormes caudales de gracia no sólo para ustedes y sus familias, sino también para la Iglesia… La cama de un enfermo postrado se convierte en un altar donde podemos ofrecer al Señor Jesús nuestro sufrimiento”.

 Nuestro Arzobispo indicó que la Virgen María en Lourdes (Francia) mostró un amor especial por los pobres y los enfermos, dándoles a conocer sus mensajes a través de Santa Bernardita, la joven pastora con la cual se comunicaba: “Santa María reveló que Ella era la Inmaculada Concepción, es decir, por una gracia especial de Dios, Santa María fue preservada de todo pecado desde el momento de su concepción. Ella nos habla de tener un corazón puro, de convertir nuestras vidas, de vivir lejos del pecado para alcanzar la santidad”.

“La Virgen María en Lourdes – agregó Monseñor Eguren- también nos habla de la centralidad de la fe en medio de nuestros sufrimientos y enfermedades. Sin fe las enfermedades se hacen insufribles; con fe los sufrimientos y las enfermedades adquieren un sentido de purificación, se constituyen en camino de gracia para uno mismo y para los demás, se abren las puertas del cielo porque son un camino certero para nuestra salvación”.

 Nuestro Pastor alentó a los ancianos a ofrecer sus sufrimientos y acercarse a la Cruz de Cristo con confianza y expresó sus deseos de que la Fiesta de la Virgen de Lourdes “les traiga consuelo, los renueve en la certeza de que Dios, Santa María, y en consecuencia la Iglesia, los quiere, los acoge y los necesita…a todos los demás creyentes, que esta fiesta sea ocasión para mirar a los ancianos con mucho amor, los ancianos tienen que ocupar un lugar especial en la iglesia y en la caridad cristiana”.

La Santa Misa fue concelebrada por el R.P. Alex Abad y el R.P. César Ortiz, y participaron colaboradores y cercanos al Asilo de las Hermanitas de los Ancianos Desamparados de Piura.

sábado 11 febrero, 2012