Celebraciones litúrgicas por fin de año

Celebración litúrgica30 de diciembre (Oficina de Prensa).- El Arzobispo Metropolitano de Piura, Mons. José Antonio Eguren Anselmi, S.C.V. presidirá las Eucaristías del 31 de diciembre y 1 de enero de 2007 en la Basílica Catedral de Piura, con ocasión de las celebraciones de fin de año y advenimiento del 2007.

La Santa Misa de Acción de Gracias por los dones recibidos durante el año 2006, se celebrará este domingo 31 de diciembre a las 9.00 p.m. y al final de la misma se cantará el Himno del “Te Deum” (Señor Dios eterno, alegres te cantamos, a Ti nuestra alabanza), con el cual se podrá ganar el don de la Indulgencia Plenaria, si se unen a su canto la exclusión de todo afecto hacia cualquier pecado, incluso venial, y las condiciones acostumbradas de: 1. Confesión sacramental; 2. Comunión eucarística; y 3. oración por las intenciones del Santo Padre, el Papa (Padrenuestro, Avemaría). Es bueno recordar que estas tres condiciones pueden cumplirse unos días antes o después de haber ganado la Indulgencia.

Previamente, el Arzobispo de Piura celebrará la tradicional Misa dominical a las 8.30 a.m. de la mañana, día en que se celebra la Fiesta de la Sagrada Familia, recordándonos la Iglesia que el Hijo de Dios se encarnó y nació en el seno de un hogar, para enseñarnos que la familia es la institución natural predispuesta por Dios para la venida a este mundo de todo ser humano y por tanto lo más grande que toda persona humana posee.

La Santa Misa de Año Nuevo, se llevará cabo el lunes 1 de enero a las 7.30 p.m., día en que se celebra la Solemnidad de Santa María, Madre de Dios y la Jornada Mundial de la Paz. Esta fiesta celebra la Maternidad Divina de Santa María y con ella concluye la Octava de Navidad. Con ocasión de esta Solemnidad, pedimos al Señor, por la intercesión de la Madre de Dios, que Él nos bendiga y nos guarde a lo largo de todo el Nuevo Año que comenzamos y nos conceda la Paz, sobre todo a aquellas regiones del mundo donde hay guerras, conflictos y enfrentamientos. No hay que olvidar que el mensaje que con ocasión de la Jornada Mundial de la Paz ha publicado recientemente el Santo Padre Benedicto XVI, tiene por título, «La Persona Humana, Corazón de la Paz».

sábado 30 diciembre, 2006