“CANA: MANIFESTACIÓN DE LA MATERNIDAD ESPIRITUAL DE MARÍA”

Mons. Eguren invocó a la solidaridad para con los hermanos de Haití

 17 de enero (Oficina de Prensa).- En la mañana de hoy, Mons. José Antonio Eguren Anselmi, S.C.V., celebró la Santa Misa en la Basílica Catedral de Piura, ante la presencia de una gran cantidad de fieles católicos. Durante esta celebración, nuestro Arzobispo Metropolitano exhortó a vivir la solidaridad para con nuestros hermanos de Haití, donde cerca de 100,000 personas han fallecido, miles más están heridas y hay cerca de tres millones y medio de damnificados, a causa del terremoto ocurrido el pasado 12 de enero.

 Mons. José Antonio Eguren siguiendo las reflexiones del Evangelio de hoy (San Juan, 2, 1 – 11) dijo: “El pasaje de las Bodas de Cana manifiesta una vez más al Señor Jesús como el Mesías esperado por Israel y el Salvador de la humanidad, pero también manifiesta la maternidad espiritual de Santa María en nuestras vidas, una maternidad que tiene dos dimensiones: frente a su Hijo, María se hace toda suplica, ruego e intercesión por nosotros (“No tienen vino”); ante nosotros se hace toda exhortación a la obediencia de la fe (“Haced lo que Él os diga”)… Con su ejemplo de mujer creyente, María nos dice que la vida sólo se vuelve bella, digna y noble, es decir de gran calidad, cuando como Ella se cree en Jesús y se le cree a Jesús”.

 “En cada Misa dominical se realiza un milagro mayor que el de Cana. Si en Cana el Señor transforma agua en vino de gran calidad, aquí transforma pan y vino en su Cuerpo y en su Sangre, alimento de vida eterna. En cada Eucaristía, Santa María intercede por nosotros ante su Hijo y nos exhorta a que le abramos y le entreguemos nuestro corazón y nuestra vida a Jesús”, resaltó.

En otro momento, nuestro Pastor exhortó a los presentes, a vivir la solidaridad con nuestros hermanos del país más pobre de América Latina, que como bien sabemos, ha sido golpeada recientemente por un terremoto de grandes proporciones… “Nuestros hermanos de Haití hoy necesitan de nuestra solidaridad, por eso vamos a destinar la colecta de hoy y del próximo domingo para ir en auxilio de nuestros hermanos haitianos que tanto nos necesitan. Asimismo les pido ofrecer esta Misa y nuestras oraciones por el descanso eterno de los miles que han fallecido, por los numerosos heridos y por los que hoy han quedado en el más completo desamparo. Que por nuestra oración y limosna, nuestros hermanos de Haití experimenten el consuelo de nuestra caridad”, expresó.

 Cabe resaltar que el Arzobispo de Piura y Tumbes ha dispuesto que se realicen Dos Colectas Especiales los Domingos 17 y 24 de enero, y que ellas serán destinadas a ayudar a las víctimas de las poblaciones golpeadas por el terremoto. Estas Colectas se realizarán en todas las parroquias e iglesias de la Arquidiócesis.

 

 

domingo 17 enero, 2010