Benedicto XVI designa 7 Iglesias Jubilares en nuestra Arquidiócesis

San Pablo28 de junio (Oficina de Prensa).- Con ocasión de los dos mil años del nacimiento del Apóstol de Gentes, el Santo Padre Benedicto XVI ha proclamado la celebración de un año jubilar dedicado a San Pablo que comenzará el próximo 28 de junio de 2008 y que culminará el 29 de junio de 2009.

Así lo hizo saber el Sumo Pontífice durante la celebración del año pasado, de las Primeras Vísperas de los Santos Pedro y Pablo realizada en la Basílica de San Pablo de Extramuros en Roma.

“Este Año Paulino", afirmó el Papa, "podrá desarrollarse de modo privilegiado en Roma", ciudad en donde está ubicada la basílica dedicada al Apóstol de Gentes, bajo cuyo altar mayor se conserva el sarcófago con sus restos”, …y “En cada parte del mundo, iniciativas análogas podrán ser realizadas en las diócesis, en los santuarios, en los lugares de culto por parte de las instituciones religiosas, de estudio o asistencia, que llevan el nombre de San Pablo o que se inspiran en su figura y sus enseñanzas".

Mons. José Antonio Eguren Anselmi, S.C.V., Arzobispo Metropolitano de Piura, presidirá la Santa Misa de Inicio del Año Paulino y Día del Papa, el día de mañana domingo 29, a las 11:00 a.m. en la Basílica Catedral de Piura.

Este año jubilar está enriquecido con el don de la indulgencia plenaria, por tanto ella podrá liberarnos totalmente de la pena temporal a causa de nuestros pecados. Recientemente el Santo Padre ha tenido la generosidad de designar para nuestra Arquidiócesis, siete iglesias parroquiales donde se podrá ganar la indulgencia durante todo el Año Paulino:

  • Basílica Catedral de Piura.
  • San Pedro y San Pablo (Los Algarrobos – Piura).
  • San Juan Bautista (Catacaos).
  • San Francisco de Asís (Paita).
  • La Santísima Trinidad (Sullana).
  • La Inmaculada (Talara).
  • San Nicolás de Tolentino (Tumbes).

¿Cómo se podrá ganar la indulgencia plenaria con ocasión del Año Paulino?

De dos maneras:

1. Participando devotamente en una celebración sagrada o en un piadoso ejercicio tenido públicamente en honor a San Pablo en los días de la solemne apertura y clausura del Año Paulino (28 de junio de 2008 y 29 de junio de 2009) y en la fiesta de la Conversión de San Pablo (25 de enero de 2009), en todas las parroquias e iglesias de la Arquidiócesis que están habitualmente abiertas al culto.

2. Peregrinando durante este período de tiempo a las iglesias jubilares designadas en nuestra Arquidiócesis y allí, unidos de corazón con las intenciones espirituales del Año Paulino, participemos devotamente en una celebración litúrgica o en un ejercicio piadoso en honor de San Pablo, o al menos permanezcamos por un adecuado espacio de tiempo en piadosa oración ante la imagen sagrada del Apóstol de Gentes expuesta a la veneración pública, concluyendo con la recitación o canto del Padrenuestro y el Credo, y con una invocación a la Santísima Virgen María y a San Pablo, siempre ligada la memoria de San Pedro, Príncipe de los Apóstoles.

Ahora bien, estas obras se deberán realizar cumpliendo con las siguientes condiciones:

a. Exclusión de todo afecto hacia cualquier pecado, incluso venial.

b. Confesión sacramental.

c. Comunión eucarística.

d. Oración por las intenciones del Sumo Pontífice.

sábado 28 junio, 2008