ASCENSIÓN DEL SEÑOR: GARANTÍA EN NUESTRA VIDA PARA ALCANZAR EL CIELO

 16 de mayo (Oficina de prensa).- Cientos de fieles acudieron a la tradicional Santa Misa de los domingos en la Basílica Catedral de Piura, para celebrar la Solemnidad de la Ascensión del Señor que presidió nuestro Arzobispo Metropolitano, Mons. José Antonio Eguren Anselmi, S.C.V.

Nuestro Pastor explicó a la atenta concurrencia que con la Ascensión el Señor Jesús dirige nuestra mirada al cielo y nos muestra el camino que debemos recorrer durante nuestra vida. “Jesús sube al cielo, eleva nuestra condición humana, por eso podemos decir que la Ascensión de Cristo es nuestra victoria. Es la más firme garantía de que nuestro destino apunta al cielo, a la gloria, a la comunión con Dios, Uno y Trino…Esta fiesta nos abre a este horizonte de esperanza”.

 Tras resaltar que en estos tiempos hay una excesiva preocupación por las cosas de este mundo, Monseñor Eguren exhortó a los fieles católicos presentes a “levantar la mirada, a desear los bienes del cielo, que no significa desentenderse de los problemas de esta tierra, sino hacernos dignos de la salvación que se nos ofrece”.

¿Qué hacer mientras estamos en este mundo?", preguntó nuestro Arzobispo a los presentes, respondiendo que todos los laicos estamos llamados a ser verdaderos “evangelizadores permanentemente evangelizados… La evangelización comienza con este esfuerzo de ser coherentes con nuestra fe, rechazando todo aquello que sea indigno de ser cristiano. Debemos testimoniar con la vida la propia fe, a Cristo vivo y resucitado”.

Antes de finalizar la homilía, Monseñor Eguren pidió a los fieles católicos “hablar de Jesús, denunciar el mal en todas sus formas y anunciar con valentía la belleza de lo que significa ser cristiano. No hay experiencia más hermosa que seguirlo a Él”.

Cabe destacar que en la Santa Misa participaron los nuevos Diáconos de la Arquidiócesis de Piura, César Ortiz y Arturo García, ordenados en nuestra Catedral el 13 de mayo último, Fiesta de Nuestra Señora de Fátima.

 

 

domingo 16 mayo, 2010