ARZOBISPO PIURA Y TUMBES DA INICIO AL “PROYECTO RAQUEL” EN NUESTRA ARQUIDIÓCESIS

 10 de abril (Oficina de Prensa).- Siguiendo con las actividades programadas por la celebración del Día del Niño por Nacer, Monseñor José Antonio Eguren Anselmi S.C.V., Arzobispo Metropolitano de Piura invitó esta semana a la Dra. Vicki Thorn, Fundadora del Proyecto Raquel y Oficina Nacional para la Reconciliación y Sanación Postaborto en la Diócesis de Estados Unidos, para organizar un grupo de trabajo con especialistas que brindarán apoyo mental y espiritual a mujeres y hombres que han participado en un aborto.

Esta capacitación se realizó todas las mañanas desde el lunes 08 de abril hasta el miércoles 10 de abril en la Parroquia Santísimo Sacramento. Hoy por la noche nuestra muy reconocida visitante brindó una conferencia sobre el Proyecto Raquel en el Auditorio de la Universidad Nacional de Piura ante una gran cantidad de personas asistentes entre ellos: docentes, universitarios, seminaristas, profesionales, escolares, hermandades y movimientos católicos. A continuación explicamos la misión de este importante Proyecto Pro Vida:

BIOGRAFÍA DE LA DRA. VICKI THORN

 La Doctora Vicki Thorn, es la fundadora del Proyecto Raquel y la Directora Ejecutiva de la Oficina Nacional para la Reconciliación y la Sanación del Síndrome Post-Aborto, que está ubicada en la ciudad de Milwaukee – Wisconsin, Estados Unidos de Norte América.

El Proyecto Raquel tiene como objetivo ofrecer una atención espiritual y psicológica de manera personal a quienes sufren después de haber participado en un aborto. La Conferencia Episcopal de los Estados Unidos de Norte América, ha implementado este proyecto a nivel nacional dentro de sus planes pastorales, y actualmente muchas Diócesis en el mundo entero lo tienen como programa de sanación y curación en sus pastorales pro vida.

La Señora Thorn, trabajó de 1977 a 1988 como la primera directora para el programa de “Respeto a la Vida”, de la Arquidiócesis de Milwaukee. Se graduó en psicología por la Universidad de Minnesota y posee además un diplomado en Dirección Espiritual. Asimismo recibió entrenamiento en la Academia Americana para Pérdida de un Familiar, como Consejera para orientar y acompañar en los casos de pérdidas prenatales.

Entre sus otros títulos académicos figura un certificado en Consejería de Trauma por la Universidad de Wisconsin-Milwaukee. Desde hace muchos años es miembro activo de la Asociación de Psicología para la salud prenatal y perinatal.

 Vicki es una conferencista de talla internacional y autora de varios libros sobre temas relacionados al síndrome post aborto y su sanación. Ha hablado en muchos foros y conferencias internacionales. Entre los principales países que ha visitado para este fin están Canadá, México, las Bahamas, Australia, Nueva Zelandia, Guam, Ucrania, Italia, Austria, Polonia, Eslovaquia, Chile y ahora por primera vez en el Perú en Piura.

Desde 1960, ha escrito varios artículos sobre los cambios sociológicos de la sociedad y las heridas espirituales y psicológicas que ellos han producido en las llamadas Generaciones X e Y.

Finalmente, ella también ha escrito sobre el stress y las tensiones que produce el tomar decisiones en relación al aborto y las maneras de cómo ayudar a mujeres en situaciones críticas o de crisis durante el embarazo. Ella y su marido, el profesor Guillermo Thorn, son los padres de 6 hijos cuyas edades actualmente van de los 18 a los 29 años.

PROYECTO RAQUEL: RED DE SANACIÓN EN EL CORAZÓN DE LA IGLESIA

El Proyecto Raquel, que se ofrece en casi todas las diócesis católicas de Estados Unidos, es una red de personas que incluye a sacerdotes, profesionales de salud mental y otros que proporcionan atención privada a quienes luchan después de haber participado en un aborto. El Proyecto Raquel puede incluir otros servicios tales como diversos modelos de retiro, grupos de apoyo, estudios bíblicos, ejercicios para escribir un diario y rezar, pero ante todo es una red de sanación que vincula a aquellas personas que lo necesitan, con los sacramentos y consejos, justo en el corazón de la Iglesia.

Nuestra sociedad ha perjudicado a las mujeres al fingir que el aborto borra la experiencia del embarazo. Las organizaciones proaborto reconocen que hasta un 10 por ciento de las mujeres que ha tenido abortos puede tener consecuencias psiquiátricas graves. Asimismo, la cantidad de mujeres que está lidiando con problemas relacionados con el aborto, pero no bastante severos como para clasificarlos como “psiquiátricos graves”, es asombrosa. Hay gran cantidad de mujeres que no encaja en la categoría del “10 por ciento”. Son solteras y casadas, con o sin hijos. Están en todas partes.

El dolor y la culpa son reacciones normales de una mujer que ha perdido a un hijo, o hijos, de forma traumática y no natural. Cómo trata de hacer frente a esta pérdida puede ser el lugar donde entran las cuestiones patológicas. Puede sentir este dolor inmediatamente después del aborto o puede que no llegue a entenderlo por muchos años, cuando un “incidente desencadenante” de repente la hace consciente de su necesidad de sanación. Aquí es donde y cuando la Iglesia necesita estar lista para ella. Y el Proyecto Raquel está en el corazón de la Iglesia.

 El Papa Juan Pablo II se dirigió a las mujeres que han sufrido un aborto con una afectuosa compasión y un profundo entendimiento de sus necesidades:

“Probablemente la herida aún no ha cicatrizado en vuestro interior. Es verdad que lo sucedido fue y sigue siendo profundamente injusto. Sin embargo, no os dejéis vencer por el desánimo y no abandonéis la esperanza. Antes bien, comprended lo ocurrido e interpretadlo en su verdad. Si aún no lo habéis hecho, abríos con humildad y confianza al arrepentimiento: el Padre de toda misericordia os espera para ofreceros su perdón y su paz en el sacramento de la Reconciliación. Os daréis cuenta de que nada está perdido y podréis pedir perdón también a vuestro hijo que ahora vive en el Señor. (El Evangelio de la Vida, no. 99)”

jueves 11 abril, 2013