ARZOBISPO DE PIURA Y TUMBES PIDE A LOS FIELES ORAR POR BENEDICTO XVI, LA IGLESIA Y EL PRÓXIMO PAPA

 17 de febrero (Oficina de Prensa).- Ante la renuncia del Papa Benedicto XVI, el Arzobispo Metropolitano de Piura y Tumbes, Monseñor José Antonio Eguren Anselmi S.C.V., dedica una carta a todos los fieles de su Arquidiócesis en la que los invita, en este tiempo de Cuaresma, a orar intensamente por el Santo Padre, por la Iglesia y por el próximo sucesor de San Pedro. A continuación presentamos la carta escrita por nuestro Arzobispo:

ORACIÓN Y CELEBRACIONES

POR S.S. BENEDICTO XVI, LA IGLESIA Y EL PRÓXIMO PAPA

 

Amados hermanos en el Señor Jesús:

Hace pocos días hemos iniciado el ejercicio de la Santa Cuaresma, tiempo penitencial que nos pide dedicarnos con más energía y generosidad a la oración, personal, familiar y comunitaria. Ante la noticia conocida por todos nosotros de la renuncia del Santo Padre Benedicto XVI, la cual se hará efectiva el próximo jueves 28 de febrero, quiero exhortarlos a todos a que en estos días recemos intensamente por él, en señal de gratitud por el camino que toda la Iglesia ha hecho bajo su guía. Como acertadamente lo dijera recientemente el Cardenal Tarcisio Bertone, Secretario de Estado, “su Magisterio ha sido una ventana abierta hacia la Iglesia y el mundo, que ha dejado pasar los rayos de la verdad y del amor de Dios, para dar luz y calor a nuestro camino, también y, sobre todo, en los momentos en que las nubes se adensaban en el cielo”. Por ello les pido que en estos días hasta el 28 de febrero y después, recemos por él con ánimo ferviente y agradecido.

 

Asimismo recemos por la Iglesia y encomendémosla a su Supremo Pastor, que es el Señor Jesús, quien la guía y asiste permanentemente por medio de su Santo Espíritu, iluminándola y fortaleciéndola, ya que la Iglesia no es nuestra sino Suya, y es Él quien en definitiva la construye. Confiémosla también a la Madre de Jesús y nuestra, para que la cubra con su manto maternal, la libre de las insidias del enemigo y así la Iglesia conserve su unidad y comunión.

De otro lado nuestra oración debe también abarcar a los Señores Cardenales que en el próximo mes de marzo se reunirán en Roma en Cónclave y tendrán la grave responsabilidad de elegir al nuevo Romano Pontífice. Debemos pedir para que iluminados por la gracia del Espíritu Santo nos concedan un digno Padre y Pastor de la Iglesia que se dedique con amor a servir al Señor y al Pueblo de Dios.

Para facilitar el cumplimiento de todo lo anteriormente descrito, les adjunto una oración adecuada preparada por los Caballeros de Colón, la cual podrá rezarse al final de las Misas, así como en familia y en la devoción privada, a partir de la fecha hasta la elección del nuevo Papa. Ruego a todos ustedes difundirla entre los fieles cristianos de sus Comunidades.

Igualmente les pido observar en este tiempo hasta la elección del nuevo Romano Pontífice las siguientes indicaciones litúrgicas:

1. Hasta el jueves 28 de febrero:

Recitación de la Oración por S.S. Benedicto XVI, la Iglesia y el próximo Papa al final de todas las Misas.

Incluir en la Oración Universal de los fieles las siguientes peticiones:

A. Por la Santa Iglesia de Dios: para que viva este tiempo unida en la oración, la esperanza y la caridad, y así se prepare para acoger con amor obediente al nuevo Romano Pontífice que el Señor le dará, para que Ella continúe con su misión de anunciar el Evangelio a todo el mundo. Roguemos al Señor.

B. Por el Santo Padre Benedicto XVI: para que el Señor Jesús, Supremo Pastor, lo bendiga y ayude en todo momento por habernos dado el luminoso ejemplo de sencillo y humilde trabajador en la viña del Señor, y por habernos dejado un brillante Magisterio que es ayuda segura para caminar en la fe. Roguemos al Señor.

2. A partir del viernes 01 de marzo y hasta la elección del nuevo Romano Pontífice:

• Durante las celebraciones litúrgicas y en particular durante la celebración de la Eucaristía (intercesiones) no se mencionará al Papa por haber comenzado el período de “Sede Vacante”.

• El día lunes 04 de marzo, y siempre que la normatividad litúrgica lo permita (ver OGMR, nn. 373-376), será posible usar el formulario de la Misa para la elección del Papa (ver Misal Romano, Pág. 910).

• Incluir en la Oración Universal de los fieles las siguientes peticiones:

A.Por la Iglesia extendida por toda la tierra: para que el Señor la custodie y la proteja siempre. Roguemos al Señor.

B. Por los Cardenales llamados a elegir al Romano Pontífice: para que iluminados por la gracia del Espíritu Santo escojan para la Iglesia a un digno Padre y Pastor que se entregue a Ella con todas sus fuerzas. Roguemos al Señor.

3. En la elección del nuevo Romano Pontífice:

• Siempre que la normatividad litúrgica lo permita (ver OGMR, nn. 373-376), ofrecer una Eucaristía pública por sus intenciones, para lo cual habrá que utilizar el formulario de Misa por el Papa (ver Misal Romano, Pág. 906).

• Incluir en la Oración Universal de los fieles las siguientes peticiones:

A. Por la Iglesia Santa de Dios: para que el Señor siempre la visite con su Espíritu, la custodie y la extienda por todo el mundo. Roguemos a Dios.

B. Por el Santo Padre NN. , Vicario de Cristo en la tierra: para que confirme en la fe a todos los hermanos y que toda la Iglesia se mantenga en comunión con él por el vínculo de la unidad, del amor y de la paz. Roguemos a Dios.

Con mi afectuosa bendición pastoral,

 

También Monseñor Eguren pide que en todos nuestros rezos incluyamos la oración compuesta por los Caballeros de Colón:

 

ORACIÓN POR BENEDICTO XVI, LA IGLESIA Y EL PRÓXIMO PAPA

 

“Señor Jesucristo, Supremo Pastor de Tu Iglesia,
te damos gracias por el ministerio del Papa Benedicto XVI
y el generoso cuidado con el que nos ha guiado
como sucesor de Pedro, y Tu Vicario en la tierra.

 

Buen Pastor, que fundaste Tu Iglesia
en la piedra de la fe de Pedro
y nunca dejas a tu rebaño desatendido,
míranos con amor ahora,
y sostén a tu Iglesia en la fe, esperanza y caridad.

 

Concede, Señor Jesús, en Tu infinito amor por nosotros,
un nuevo Papa para Tu Iglesia
que te agrade por su santidad
y nos guíe fielmente hasta Ti,
que eres el mismo ayer, hoy y para siempre”.

Amen

 

domingo 17 febrero, 2013