ARZOBISPO DE PIURA Y TUMBES DIALOGÓ CON JÓVENES DE COLEGIOS PARROQUIALES DE PIURA Y SULLANA

“Hay que ser valientes para ir contracorriente pero Jesús es quien nos da la fuerza”

 24 de mayo (Oficina de Prensa).- En el marco del Año de la Fe, el Arzobispo de Piura y Tumbes, Monseñor José Antonio Eguren Anselmi, S.C.V., participó recientemente en dos conversatorios con alumnos integrantes de los colegios parroquiales de la ciudad de Piura y Sullana respectivamente. En Piura se reunió con los alumnos de los Colegios Nuestra Señora del Rosario, Nuestra Señora del Tránsito, Santa Rosa de Lima y San José Obrero; y en la ciudad de Sullana con los alumnos de los Colegios Nuestra Señora de las Mercedes y San Pedro Channel.

 Monseñor Eguren respondió preguntas sobre temas del Catecismo de la Iglesia, de la vocación al sacerdocio y a la vida consagrada, la familia, la sexualidad, la despenalización de las relaciones sexuales con menores de edad, la relación entre la ciencia y la fe, la relación entre la teoría de la evolución y la creación, entre otras. Ante las inquietudes de los alumnos de tercero, cuarto y quinto de secundaria nuestro Pastor ofreció respuestas que ayudaron a orientar a nuestros jóvenes en su vida cristiana.

 Antes de responder a las preguntas de los alumnos nuestro Arzobispo dirigió una breve catequesis a los alumnos basada en las palabras del Papa Francisco a los jóvenes que confirmó recientemente en la Plaza San Pedro. Queridos jóvenes el Papa les dice hoy: “permaneced estables en el camino de la fe con una firme esperanza en el Señor. Aquí está el secreto de nuestro camino. Él nos da el valor para caminar contra corriente. Lo estáis oyendo, jóvenes: caminar contra corriente. Esto hace bien al corazón, pero hay que ser valientes para ir contra corriente y Él nos da esta fuerza. No habrá dificultades, tribulaciones, incomprensiones que nos hagan temer si permanecemos unidos a Dios como los sarmientos están unidos a la vid, si no perdemos la amistad con Él, si le abrimos cada vez más nuestra vida” . Sí jóvenes, continuó nuestro Arzobispo, “hoy Jesús espera de ustedes que sean testigos valientes del Evangelio, que den un testimonio convincente de la fe. Ello les exigirá tener que ir muchas veces contra corriente, alzarse contra la dictadura de la mayoría, pero la fidelidad a Cristo y a su Palabra es la clave  para que sean auténticamente fieles a ustedes mismos y así acierten en el camino de la libertad y de la felicidad. Les pido que hagan de Jesús la medida de sus vidas y por ello todos los días pregúntense qué es lo que haría Jesús si estuviera en mi lugar y no tengan miedo de ser diferentes, de ser cristianos, de dar testimonio de su fe”.

En otro momento de su catequesis nuestro Pastor les pidió a los jóvenes a que crezcan de día en día en su amistad con Jesús en su Iglesia: “la amistad con Cristo por medio de la oración, los sacramentos, la vida eclesial y el testimonio de la caridad, es lo que nos abre a todo lo verdadero, bueno, bello y digno que hay en la vida”.

 Al finalizar los conversatorios Monseñor Eguren pidió a los jóvenes: “No se olviden ustedes que Jesús los quiere, que la Iglesia los ama y hace una opción preferencial por ustedes, por algo Jesucristo quiso incorporar a un joven en el grupo de los doce apóstoles, a Juan, que fue el único que no lo abandonó y que le fue fiel al pie de la cruz; fue el único de los apóstoles que no tuvo miedo. Que María los proteja y conságrense todos los días a Ella, como San Juan. Sólo así serán siempre de Cristo y llegarán a ser el rostro joven de la Iglesia”.

 

 

viernes 24 mayo, 2013