Arzobispo de Piura y Tumbes celebró Santa Misa en Homenaje al Papa Benedicto XVI

“A BENEDICTO XVI SÓLO LE DEBEMOS GRATITUD Y ADMIRACIÓN”

 24 de Febrero (Oficina de Prensa).- Gran cantidad de fieles asistieron hoy por la mañana a la Basílica Catedral Catedral de Piura donde se celebró la Santa Misa en Acción de Gracias al pontificado del Santo Padre Benedicto XVI, presidida por el Arzobispo de Piura y Tumbes, Monseñor José Antonio Eguren Anselmi S.C.V. , en la cual se pidió por la salud, las intensiones y la santidad de nuestro Sumo Pontífice Benedicto XVI, por el Conclave que se realizará en las próximas semanas y por nuestro futuro Papa.

En su homilía Monseñor Eguren reflexionó sobre el Evangelio (Lc 9, 28-36) y exhortó a los fieles a no dejar de rezar sobre todo en este tiempo de Cuaresma: “La gran tarea de la Cuaresma consiste en transformarnos en otros Cristos, para ello la oración, que es estar con Jesús y vivir a la sombra de su Palabra es fundamental. El Evangelio de hoy nos muestra a Jesús orando y transfigurándose frente a sus discípulos. Ello hizo experimentar a Pedro la belleza de lo que significa estar con Jesús en la oración: “Maestro que bien se está aquí”, que la cuaresma despierte en todos nosotros mayor anhelo en ser hombres de oración, como a lo largo de su Pontificado nos lo ha enseñado con su palabra y con su vida el Papa Benedicto XVI.”

Sobre la renuncia del Papa nuestro Arzobispo expresó que: “Sus casi ocho años de Pontificado se han caracterizado por un magisterio valiente anunciando la Verdad, que salva y libera, así como por conducir a la humanidad al encuentro con Dios por medio de Jesucristo, nuestro Señor, ya que sin Él como referente, el Hombre se desvanece y sucumbe.”

 Así mismo nuestro Pastor manifestó que: “A Benedicto XVI sólo le debemos gratitud y admiración. En sus casi ocho años de pontificado se ha entregado totalmente a reavivar la fe de la Iglesia, a mantener la pureza de su doctrina y moral, a mostrarnos la belleza de la celebración de la fe en la sagrada liturgia, sobre todo en la Eucaristía, y ayudar a la humanidad a que comprenda que sin Dios no hay futuro. Por todo ello muchas gracias, Santo Padre.

“Usted nos ha dicho que a partir del 1 de marzo contribuirá al bien de la Iglesia y de la humanidad con su oración y sacrificio desde una vida oculta. Tenga la seguridad que siempre estaremos con usted, acompañándole con nuestra oración, cariño y gratitud, porque allí donde hay un cristiano, no hay soledad, sino amor, pues lleva toda la Iglesia dentro de su corazón” resaltó.

Monseñor Eguren también celebró a primeras horas de la mañana la Santa Misa en homenaje a la “Hermandad de los Caballeros del Santo Sepulcro de Nuestro Señor Jesucristo” que cumple 40 años de fundación, donde también se dirigió a los fieles pidiendo oraciones por el Papa Benedicto XVI, por la Iglesia y por el próximo Papa.

domingo 24 febrero, 2013