Arzobispo de Piura: “Venzamos al mal con la fuerza del amor”

Misa por aniversario de la presencia salesiana en Piura19 de febrero (Oficina de Prensa).- Ayer domingo por la noche, el Arzobispo Metropolitano de Piura, Mons. José Antonio Eguren Anselmi SCV, celebró la Santa Misa de clausura por las celebraciones del primer centenario de la presencia Salesiana en Piura. La Misa se realizó en las instalaciones del primer colegio fundado por los hijos de San Juan Bosco en nuestra ciudad. La celebración eucarística, fue concelebrada por R.P. José María Doménech SDB, superior y director del Colegio Don Bosco de Piura, y por el R.P. Pedro Dabrowski SDB, director de la obra social Bosconia. A la solemne celebración eucarística, asistieron un gran número de personas vinculadas a la familia Salesiana de Piura.

Misa por aniversario de la presencia salesiana en PiuraA la luz del Evangelio del domingo (Lc 6,27-28) donde el Señor nos pide amar a nuestros enemigos, el Pastor de Piura recordó que Jesús vivió al máximo esta enseñanza suya en el momento cumbre de la Cruz. “El Evangelio de hoy nos habla de amar a nuestros enemigos, de vivir la radicalidad del amor que da vida al mundo. Jesús vivió este amor en el momento supremo de su pasión y muerte en la Cruz. Por ello nos pide a nosotros sus discípulos que lo vivamos. Más aún, al haber recibido su vida en el santo Bautismo, vida que nutrimos con la gracia de los sacramentos, especialmente con la Eucaristía, podemos realmente vivir y testimoniar esta revolución del amor cristiano”.

“No dejemos que el odio, el rencor y la venganza sean nuestra respuesta al mal que recibimos y vemos en el mundo de hoy. Más bien, que nuestra respuesta sea la indulgencia, el perdón y el amor. Amemos al que nos hace mal. Querida familia salesiana: venzamos al mal a fuerza de bien, a fuerza de amor. Siguiendo el ejemplo de San Juan Bosco, les pido hoy a ustedes padres de familia, sacerdotes y religiosos salesianos, y a los profesores, que eduquemos a nuestra juventud en el amor de Cristo, el único amor verdadero que llena la existencia de sentido y da vida al mundo. Para ello cuidemos la pureza de cuerpo, mente y corazón de nuestros jóvenes, pureza que fuera una de las grandes preocupaciones de Don Bosco, ya que la impureza le impide al corazón amar de verdad, y cuando no se ama de verdad, no se es feliz ni se puede hacer felices a los demás”.

Misa por aniversario de la presencia salesiana en PiuraFinalmente Mons. Eguren, en base a la primera lectura tomada del primer libro de Samuel, donde David no levanta su mano contra Saúl, por ser el ungido del Señor, dijo que el fundamento más profundo del amor a los enemigos y a toda persona humana, radica “en el hecho de que todos hemos sido creados a imagen y semejanza de Dios. En todo ser humano resplandece la chispa divina. Por ello la vida humana es sagrada e inviolable desde su concepción hasta su fin natural y por ello el aborto y la eutanasia son abominaciones que deben ser siempre rechazadas. Toda persona humana es siempre digna de ser amada en cualquier fase y condición”.

Terminada la Santa Misa, el R.P. José María Doménech SDB, agradeció a todos los que trabajaron durante el año jubilar en la organización y realización de las diversas actividades jubilares. Asimismo entregó a Mons. Eguren 2 DVD´s, uno sobre la vida de Don Bosco y otro conteniendo un recuento detallado de la labor salesiana durante su primer centenario al servicio de la evangelización en nuestra Iglesia particular. Acto seguido, se entonó el “Himno de Gratitud por los 100 años salesianos en Piura” compuesto por Mons. Pablo Alvarado, sacerdote piurano, y se soltaron al cielo cien globos celestes, amarillos y blancos como signo del primer centenario y del amor y adhesión a María Auxiliadora y al Papa.

Misa por aniversario de la presencia salesiana en Piura

lunes 19 febrero, 2007