ARZOBISPO DE PIURA CELEBRÓ LA FIESTA DE NUESTRA SEÑORA DEL CARMEN EN LA UNIÓN Y EN PIURA

 17 de julio (Oficina de Prensa).- Con ocasión de celebrarse el día de ayer la fiesta de nuestra amada Madre, la Virgen María, en su advocación de Nuestra Señora del Carmen, el Arzobispo Metropolitano de Piura, Monseñor José Antonio Eguren Anselmi S.C.V., presidió por la mañana la Santa Misa de fin de fiesta en la Capilla Nuestra Señora del Carmen de la parroquia “San Silvestre” del distrito de La Unión (Bajo Piura) y por la noche en la iglesia de “El Carmen” de la ciudad de San Miguel de Piura.

Ante una gran cantidad de fieles que abarrotaban ambas iglesias Monseñor Eguren manifestó: “Nuestra amada Madre, la Virgen del Carmen, nos da dos mensajes muy claros a nosotros sus hijos. El primero es la necesidad de la penitencia, de la conversión en nuestra vida. El color marrón del santo escapulario así lo simboliza. Queridos hermanos la dinámica de la vida cristiana, sembrada en nosotros por el santo bautismo, consiste en despojarnos para revestirnos, es decir morir al hombre viejo para nacer al hombre nuevo y perfecto que es el Señor Jesús. Por ello acogiendo amorosamente la gracia que el Señor nos da y siempre bajo la guía de María, nuestra Madre, esforcémonos por ser santos, es decir por acortar la distancia entre la fe y la vida que profesamos. En este proceso de despojarnos del hombre viejo y revestirnos del hombre nuevo, María juega un rol dinámico y fundamental ya que Ella es la Madre que busca que el Evangelio impregne toda nuestra vida, en nuestro modo de pensar, sentir y actuar. Seamos hoy y siempre por la piedad filial dóciles a su acción maternal en nuestras vidas”.

 Luego agregó: “El segundo mensaje es que todos nosotros debemos pensar más en la salvación eterna y aspirar a ella. Dios nos ha creado por amor y nos ofrece el don de la vida eterna, es decir de merecerlo a Él como destino final de nuestra vida. Pero, ¿trabajamos por nuestra salvación con responsabilidad y seriedad? ¿Me esfuerzo por vivir diariamente en gracia de Dios alejado del pecado? ¿Preparo el día de mi muerte viviendo cada día la caridad cristiana según el máximo de mis posibilidades y capacidades? No te olvides que en el atardecer de tu vida sólo serás examinado de una cosa: de amor, y que tu Cielo será como hayas amado en la tierra a Dios y a tus hermanos. No nos distraigamos con las urgencias y fascinaciones del mundo. La muerte es la realidad más cierta de nuestra vida y no podemos llegar a ella de manera improvisada”.

Finalmente Nuestro Pastor exhortó a todos los piuranos a que siempre mantengan ese amor por nuestra Madre en todas sus advocaciones, “porque Piura y el norte del Perú es un pueblo cien por ciento Mariano”, y a que no tengamos miedo porque como dice esa hermosa canción mariana del “Salve, Salve, cantaban María”, “con tal Madre y medianera nada temas pecador”.

 

 Mons. Eguren impartiendo su bendición a los fieles de La Unión
 
Procesión de Nuestra Señora del Carmen en Piura

 

Mons. Eguren incienzando la imagen de Nuestra Señora del Carmen
 
Fieles congregados en la Iglesia "El Carmen"

 

miércoles 17 julio, 2013