ARZOBISPO DE PIURA CELEBRA MISA AL CONMEMORARSE LAS BODAS DE ORO DEL COLEGIO “SAN JOSÉ OBRERO”

 19 de junio (Oficina de Prensa).- El jueves 13 de junio por la mañana en la parroquia “San José Obrero”, Monseñor José Antonio Eguren Anselmi, S.C.V., Arzobispo Metropolitano de Piura celebró la Santa Misa en acción de gracia por las Bodas de Oro de creación de la Institución Educativa Parroquial “San José Obrero” de Piura. Concelebraron esta Eucaristía Monseñor Luciano Maza Huamán, Vicario General de nuestra Arquidiócesis, el Padre Luis Arrasco, Promotor del Colegio, el Padre Roland Castro, quien fue también ex alumno y promotor de este centro educativo, entre otros sacerdotes.

Luego de saludar a los presentes, Monseñor Eguren reflexionó: “Queridos hermanos hay que agradecerle mucho al Señor y a todas las personas involucradas en esta obra, ya que para que obras como ésta se realicen se necesita siempre dos realidades que se unen en una sola: por un lado la iniciativa divina, siempre es Dios quien da el primer paso, y también se necesita que esa iniciativa divina esté acompañada siempre de los instrumentos humanos que Él convoca. Él quiere que el ser humano a quien ha creado con libertad, desde su libertad responda a su iniciativa de amor. De esa manera Dios y el hombre trabajan juntos, y en esta unión de esfuerzos vemos después el resultado de algo admirable y maravilloso como es este colegio parroquial con sus 50 años de creación.”

 Continuando con su homilía nuestro Pastor manifestó: “Que fe la de aquel entonces, el colegio partió de una realidad pequeñísima, como el grano de mostaza. El R.P. Jesús Sarvide Iso, ante la solicitud del Obispo de aquella época, comienza esta aventura del colegio parroquial, con temor y con temblor, pero con una confianza grande en el Señor que había manifestado claramente su voz y su voluntad a través del deseo del Obispo. Hace 50 años no tenían nada, ni aulas, ni profesores, ni carpetas, ni material didáctico y sobre todo ni alumnos. Pero con la confianza puesta en el Señor iniciaron esta obra de amor con 49 alumnos y dos profesoras. Hoy día vemos un colegio consolidado con Inicial, Primaria y Secundaria, con casi mil alumnos, con una gran infraestructura. Esto queridos hermanos es la enseñanza que Dios nos imparte a lo largo de nuestra vida de muchas formas, cuando hay fe las obras se realizan. Algunas veces nos falta la fe, nos falta la confianza en el Señor, nos falta saber que Él está con nosotros y debemos saber que junto con Él todo es posible.”

Nuestro Arzobispo finalizó exhortando a todos los presentes: “Queridos escolares todo lo que ustedes tienen aquí es fruto del esfuerzo de generaciones precedentes, de profesores y de alumnos. Es el sacrificio de muchísima gente que se rompió el lomo y las espaldas para que ustedes tengan este gran colegio y ahora depende de ustedes esforzarse para que las nuevas generaciones puedan tener las mismas o mejores oportunidades e instrumentos de las que hoy tienen aquí. Queridos profesores y personal administrativo, un colegio católico tiene que tener un clima de profunda familia de fe y caridad, de los directores con los profesores, de los profesores con los alumnos y los padres de los mismos, y éstos a su vez con los profesores y directores. Y por último a todos los fieles presentes les digo que cuando pongamos a Jesús, María y José en el centro de nuestra vida no habrá desafío que no podamos vencer.”

Luego de la Misa, Monseñor José Antonio Eguren bendijo un crucifijo y las imágenes de la Virgen María y la de San Miguel Arcángel, patrono de Piura.

 

  

 

miércoles 19 junio, 2013