Arzobispo celebró la Misa de Noche Buena en la Catedral de Piura

Misa de Noche Buena26 de diciembre (Oficina de Prensa).- Mons. José Antonio Eguren Anselmi SCV, Arzobispo Metropolitano de Piura, celebró la Santa Misa de Noche Buena, el domingo 24 de diciembre a las 10 de la noche, en la Basílica Catedral de Piura. Dicha celebración fue concelebrada por varios sacerdotes de nuestra Arquidiócesis.

La noche era cálida y llena de amor al Niño Jesús quién estaba próximo a nacer. Una gran cantidad de fieles, ancianos, adultos y niños, colmaban las instalaciones de la Catedral de Piura, para participar con gran fervor y amor del Nacimiento del Hijo de Dios de María Santísima.

Misa de Noche Buena Durante su homilía, Mons. Eguren expresó que en esta noche santa, se cumple la antigua promesa, pues Dios responde al clamor de la humanidad, sedienta de reconciliación y paz: En esta Noche santa se cumple la antigua promesa: el tiempo de la espera ha terminado y la Virgen Madre da a luz al Mesías, al Reconciliador. Jesús nace para la humanidad que busca libertad y paz. Nace para todo hombre oprimido  por el pecado, necesitado de salvación y sediento de esperanza.”.

Misa de Noche BuenaAsimismo señaló que “Cristo, el Verbo eterno del Padre, se encarna para enseñarnos a vivir verdadera y auténticamente, y así estar preparados para su última y definitiva venida al final de los tiempos. Es decir, nos enseña que no es en la avidez del tener, ni en el ansia de dominio y de poder, ni en la impureza donde está la felicidad. Sino que más bien la felicidad y la verdadera alegría está en el donarse con generosidad, como Él que esta noche se hace don total para nosotros; está en la caridad hecha servicio, como Él que viene a servir y no a ser servido; y está en la pureza y decencia de vida, a semejanza de Él, el Santo, el Hijo de Dios y de la Inmaculada. En el darse, en el servir, y en la pureza de mente, corazón y acción, es donde el corazón humano hallará su paz y plenitud. ¡Esto es lo que viene a enseñarnos en Niño de Belén!”.

Misa de Noche Buena Finalmente Mons. Eguren resaltó el hecho de que Dios haya querido hacerse Niño: Dios se hace niño, se hace pequeño para que podamos comprenderlo a Él, el infinito, el ilimitado, el inabarcable. Dios se hace niño, se hace pequeño para enseñarnos a amar a los pequeños, a los débiles. A los niños que sufren miseria y hambre, a los niños que son explotados, a los niños nacidos como no nacidos, a los niños huérfanos de todo amor. Dios se hace niño, se hace pequeño para enseñarnos a respetar la dignidad de los pequeños”.

Misa de Noche Buena Al término de la celebración litúrgica y antes de impartir la bendición final, Mons. José Antonio Eguren agradeció la presencia de las autoridades presentes en la Santa Misa, como la del Alcalde Provincial de Piura, Eduardo Cáceres Chocano quien asistió en compañía de su Señora esposa, y la del General. Brigada EP Paul Da Silva Gamarra, Comandante de la Región Militar del Norte. Luego de ello, acompañó en procesión, al Niño Jesús hasta el hermoso Nacimiento armado dentro de la Catedral de Piura, donde colocó al Hijo de Dios y oró ante Él.

Lea la versión completa de la Homilía de Navidad aquí .

Misa de Noche Buena

martes 26 diciembre, 2006