Arzobispo celebra la Navidad con los niños del Hogar Santa Rosa y del Hospital Cayetano Heredia

 23 de diciembre (Oficina de prensa).-En signo del compromiso de la Iglesia por la defensa de la vida, en la mañana de hoy, Mons. José Antonio Eguren Anselmi, S.C.V., Arzobispo Metropolitano y Presidente de Cáritas Piura y Tumbes, visitó el Hogar “Santa Rosa” y el Hospital “José Cayetano Heredia” para celebrar con los niños, la gran fiesta del nacimiento del Hijo de Dios. Estas emotivas celebraciones navideñas han sido posibles gracias al generoso esfuerzo de Cáritas Piura.

“La Navidad es Jesús. Esta Nochebuena habrá Navidad ahí donde haya un corazón dispuesto a acoger al Señor Jesús. Él viene a nosotros hecho Niño, y por medio de este misterio nos trae la verdadera felicidad y llena nuestra vida de esperanza… Que el misterio de la Navidad que nos anuncia que Dios Padre nos ama en su Hijo Único, llene nuestras vidas de alegría y de mucha esperanza”, manifestó nuestro Arzobispo. En otro momento agregó: “La Navidad es de los niños. Por ello hagamos todo lo que esté a nuestro alcance por darles mucho amor, acogida y protección. Mi deseo, que las familias de Piura y Tumbes estén muy unidas en el amor de Cristo en esta Navidad y a lo largo de todo el Nuevo Año”.

 Desde las 11:30 a.m., los niños del Hogar Santa Rosa, que se encuentran en situación de abandono físico y moral, celebraron el verdadero sentido de la Navidad, con nuestro Pastor. Los niños escenificaron con gran fe y gozo el misterio del nacimiento de Dios a través de un teatro y Mons. José Antonio Eguren, les entregó con gran cariño, ropa, víveres, zapatos y juguetes a cada uno de los presentes. Así mismo les llevó medicamentos y útiles de aseo personal.

Inmediatamente después de esta hermosa visita, Mons. Eguren llegó al Hospital “José Cayetano Heredia”, para compartir la alegría de la navidad con los recién nacidos, niños y adolescentes de los departamentos de Pediatría y Neonatología. En este intenso encuentro, los menores también recibieron de manos nuestro Pastor, su Bendición Pastoral cargado de amor, esperanza y alegría, así como juguetes, víveres y pañales. Durante esta visita, Mons. Eguren bautizo a una recien nacida con deficiencia respiratoria, bajo el nombre de Mariela.

 

miércoles 23 diciembre, 2009