“AMEMOS INCLUSO A LOS QUE NO LO MERECEN”

Monseñor Eguren celebra Santa Misa por los 50 años de la Hermandad de San Martín de Porres en la parroquia San Silvestre de La Unión

 05 de noviembre (Oficina de Prensa).- Cientos de fieles se congregaron la mañana de ayer en la parroquia San Silvestre de La Unión para la celebración de la Santa Misa por las Bodas de Oro de la Hermandad de San Martín de Porres y por los 50 años de la canonización del santo de la escoba, presidida por Monseñor José Antonio Eguren Anselmi S.C.V., Arzobispo Metropolitano de Piura y concelebrada por el Padre José Anthony Palackal.

En su homilía Monseñor Eguren reflexionó sobre el Evangelio del día (Mc 12, 28 – 34) y dirigiéndose a los fieles dijo: “en su respuesta al maestro de la ley, Jesús revela que el amor a Dios y al prójimo son inseparables, y que es en el amor al prójimo donde se verifica la autenticidad del amor a Dios y del culto cristiano, ya que no se puede decir que amamos a Dios a quien no vemos y no amar al prójimo a quien si vemos, donde Jesús está presente pidiéndonos nuestro amor”.

 Nuestro Arzobispo recordó también el gran ejemplo de amor y santidad de nuestro Santo de la escoba: “Los Santos y entre ellos San Martín de Porres, el gran santo de la caridad, son aquellos en quienes el amor de Dios ha entrado totalmente transformando sus vidas, amando incluso a aquellos que no lo merecen. En esta Eucaristía y en cada Eucaristía dominical, acogemos el amor de Cristo para así amar como Él, incluso a los desconocidos y a los enemigos”.

Al finalizar su homilía, Monseñor Eguren exhortó a los fieles a vivir intensamente el Año de Fe, siendo partícipes de los sacramentos especialmente de la Eucaristía, esforzándonos por conocer al Señor  Jesús y a su Iglesia y siendo testimonio de vida cristiana: “En el Año de la Fe seamos testigos creíbles y convincentes del amor del Señor, ya que, la fe sin caridad queda infecunda y la caridad sin la fe se vuelve en un sentimiento sin raíces, sin consistencia alguna y a merced de la duda” remarcó nuestro Pastor.

 

lunes 5 noviembre, 2012