A LA BARCA DE NUESTRA VIDA SE HA SUBIDO JESÚS, TENEMOS QUE SER SENSIBLES ANTE SU PRESENCIA Y CONFIAR

 10 de Febrero (Oficina de Prensa).- Ante la asistencia de un gran número de fieles que llenaron la Catedral de Piura, Monseñor José Antonio Eguren Anselmi S.C.V, Arzobispo de Piura y Tumbes, celebró el día de hoy a las 11:00 a.m. la Santa Misa Dominical.

En su homilía y a la luz de las lecturas del Domingo V del Tiempo Ordinario, nuestro Arzobispo reflexionó en el tema de la vocación. Dijo que, “además de la vocación a la vida y a la fe en Cristo, el Señor tiene para cada uno de nosotros una vocación específica, particular. En algunos es la vocación al sacerdocio, en otros es la vocación a la vida consagrada y finalmente hay también quienes son llamados a la santidad en la vida matrimonial de la cual surge la familia…Sea cual fuere nuestra vocación, ella es siempre personal y fruto del amor gratuito del Señor en nuestras vidas”.

En otro momento de su homilía nuestro Pastor dijo: “Frente al llamado de Dios en la propia vida hay dos reacciones: la primera es la de la propia indignidad y es la que nos enseña San Pedro en el Evangelio de hoy ante el asombro por la pesca milagrosa: “apártate de mí, Señor, que soy un pecador”. Pero hay una segunda: la de acoger responsablemente la gracia del llamado y, confiando siempre en el Señor, responder a la gracia de nuestra vocación con toda la generosidad posible de nuestro corazón: “pero por tu palabra, echaré las redes”…Junto con la vocación viene la misión. Sabemos que ella excede a nuestras fuerzas pero, ánimo no estamos solos. A la barca de nuestra vida se ha subido Jesús; tenemos que ser sensibles a su presencia y confiar en Él, ya que todo lo podemos en Aquél que nos conforta”, remarcó nuestro Pastor.

 En otro momento Monseñor Eguren exhortó a los fieles rezar por las vocaciones al sacerdocio y a la vida consagrada, ya que la “mies en mucha y los obreros son pocos. Rogad, pues, para que el Señor envíe muchos obreros a su mies.

Al finalizar la Celebración Eucarística, Monseñor Eguren invitó a todos los presentes a participar de la Santa Misa del Miércoles de Ceniza que se realizará este miércoles 13 de febrero en todas las parroquias de nuestra Iglesia Particular, para dar inició al tiempo de la Cuaresma, tiempo de conversión.

En la Basílica Catedral de Piura la Santa Misa del Miércoles de Ceniza será a las 7:30 am y estará presidida por nuestro Arzobispo.

domingo 10 febrero, 2013