QUE LA VISITA DEL PAPA FRANCISCO TRANSFORME AL PERÚ Y NOS UNA EN LA ESPERANZA

06 de agosto de 2017 (Oficina de Prensa).- La mañana de hoy, nuestro Arzobispo, Monseñor José Antonio Eguren Anselmi, S.C.V., presidió la Santa Misa en la Basílica Catedral de Piura con ocasión de la Fiesta de la Transfiguración del Señor. La Eucaristía fue ofrecida en acción de gracias por el XVIII Aniversario de la Asociación de Damas de Ayuda al Enfermo con Cáncer (ADANEN). Participaron de la Misa la Señora Claudia María Gloria Cuadros de Espinoza, Presidenta de ADANEN, la Señora Martha Químper de Espinosa y la Señora Margarita Gonzáles Gómez, Vicepresidenta y Secretaria de la Asociación en nuestra ciudad.  

Al iniciar su homilía y reflexionando en la Fiesta que celebramos, nuestro Pastor dijo: “Dentro de las múltiples enseñanzas que tiene la Fiesta de Transfiguración del Señor que hoy celebramos, solo quiero esta mañana destacar dos: La necesidad de escuchar a Jesús, es decir, de creer en Él y de creerle a Él; y de tomar conciencia del destino de Gloria que nos aguarda, un destino de felicidad y hermosura eterna. Con dolor constatamos que en nuestro país aún hay muchas desunión, egoísmo, mentira, corrupción e inmoralidad, ellos se debe a que no escuchamos lo suficiente a Jesús, no acogemos su palabra ni vivimos totalmente conforme a ella, nos falta la obediencia de la fe, de la cual María Santísima fue maestra. Por eso si hoy queremos un Perú justo y reconciliado, transfigurado y transformado por las Bienaventuranzas del Reino, es urgente que hagamos caso al pedido de Dios Padre y de María Santísima en el Evangelio «Este es mi hijo amado, mi predilecto, escúchenlo» (ver MT 17,5). «Hagan lo que Él les diga» (ver JN 2,5). De otro lado, la Fiesta de la Transfiguración nos revela el destino de Gloria que nos aguarda. No nos olvidemos que Jesús se transfigura ante los ojos atónitos de los apóstoles a través de su cuerpo que es el nuestro, y por lo tanto el Señor nos manifiesta que nuestra humanidad está destinada a la Gloria, es decir está destinada a participar de la Divina Naturaleza (ver 2 PE 1,4).

El Papa viene a hablarnos en nombre de Cristo: Preparémonos para acoger sus enseñanzas

Monseñor Eguren hizo también un llamado a los fieles a prepararse adecuadamente para acoger en nuestra mente y corazón las enseñanzas que nos dejará el Papa Francisco durante su próxima visita a nuestro país: “Dentro de muy pocos meses el Santo Padre Francisco, estará en el Perú. El vendrá en nombre del Señor, ya que el Papa es el Vicario de Cristo en la tierra. Nos hablará en nombre de Cristo a través de sus diversos discursos pero también por medio de sus gestos y actitudes tan llenos de paternidad y bondad. Desde ahora exhorto a todos a prepararnos a acoger en nuestra mente y corazón las enseñanzas del Papa, las cuales no dudo serán de una notable importancia para forjar una Nación unida por la esperanza, unida en la verdad y en el amor que engendran justicia y paz. Lo que el Papa enseñará a todos los peruanos será de enorme trascendencia para el presente y el futuro del Perú. Por eso con la oración y la conversión vayamos disponiéndonos a acoger su magisterio para que así seamos hombres nuevos capaces de forjar una Patria nueva como lo hicieron en el pasado nuestros Santos: Rosa de Lima, Martín de Porres, Toribio de Mogrovejo, Juan Macías y Francisco Solano”.

Santa Misa con las integrantes de la Asociación de Damas de Ayuda al Enfermo con Cáncer

Finalmente dirigiéndose a la integrantes de ADANEN presentes en la Santa Misa, nuestro Arzobispo les dijo: “Queridas integrantes de la Asociación de Damas de Ayuda al Enfermo con Cáncer, a la vez que las felicito por estos primeros 18 años de vida institucional, las animo y aliento a que sigan adelante en este importante apostolado que es llevar consuelo, esperanza y ayuda a nuestros enfermos de cáncer. A lo largo de estos años son más de 2600 pacientes a quienes han llevado una palabra de aliento y ayudado con sus tratamientos, medicinas y chequeos médicos. En ustedes se hace realidad lo que el Papa Francisco tantas veces nos ha dicho que: «La Misericordia transforma la vida de las personas y de la sociedad, poniendo luz ahí donde hay oscuridad y calor ahí donde hay frialdad». A pesar de vuestras limitaciones les deseo que su fervor crezca aún más para que así contribuyan a que el amor de predilección de Jesús por los enfermos se haga cada vez más presente entre nuestros hermanos con cáncer. Asimismo reitero mi pedido, tantas veces formulado, de que se haga realidad el Hospital de Alta Complejidad para nuestra Piura, porque es lamentable que nuestros enfermos de cáncer tengan que viajar a otras ciudades y sobre todo a Lima para seguir sus tratamientos. Pido en esta Misa por todas ustedes, por sus intenciones y necesidades así como por sus proyectos. Encomiendo especialmente a todas aquellas integrantes de vuestra Asociación a quienes el Señor ha llamado ya de este mundo a su presencia”.

Al concluir la Santa Misa Monseñor Eguren rezó junto con todos los presentes la Oración Nacional que los Obispos del Perú han dado a conocer como fruto de la 110ª Asamblea de la Conferencia Episcopal Peruana, y que han pedido especialmente se rece en la familias, parroquias, comunidades, colegios, etc., como preparación a la Visita Apostólica que realizará el Santo Padre el Papa Francisco a nuestro país en enero próximo.

Domingo 6 Agosto, 2017