«LA SALUD DE PIURA Y TUMBES BIEN VALE UN ROSARIO»

28 de agosto de 2020 (Oficina de Prensa).- Ante la dramática situación que venimos viviendo a causa de la pandemia del coronavirus, la Oficina Arquidiocesana del Apostolado del Rosario en Familia, siguiendo un especial pedido de nuestro Arzobispo Metropolitano, Monseñor José Antonio Eguren Anselmi S.C.V., viene impulsando en las parroquias, movimientos eclesiales, grupos apostólicos, y familias de Piura y Tumbes, una novedosa campaña que bajo el nombre «La Salud de Piura y Tumbes bien vale un Rosario», busca impulsar esta devoción mariana para pedirle al Señor Jesús, por medio de Santa María, por el fin de la pandemia, por la salud de los contagiados, y por el eterno descanso de los fallecidos a causa del COVID-19.

El Rezo de Santo Rosario se realiza diariamente a las 5:00 pm., y es transmitido en vivo por las redes sociales a través de la página de Facebook del Apostolado del Rosario en Familia de nuestra ciudad (https://www.facebook.com/rosarioenfamilia.org.pe/). Se realiza también en simultáneo con las ciudades de Chiclayo, Lima y Arequipa, pero también cualquier persona o familia puede sumarse a esta campaña rezando el Santo Rosario en el horario o momento en que pueda hacerlo si no le es posible unirse al rezo de la transmisión en vivo.

La Srta. Iris Manucci Gonzales, Encargada de la Oficina Arquidiocesana del Apostolado del Rosario en Familia, nos comenta: “A lo largo de la historia, el Santo Rosario ha demostrado ser una arma muy poderosa para atraer la ayuda divina en los momentos más difíciles y dolorosos de la humanidad como el actual que estamos viviendo a causa de la pandemia. El Rosario es la oración preferida de la Virgen y a través de ella invocamos el poder de intercesión que la Madre de Dios y nuestra tiene ante su Divino Hijo. Hay muchas personas que a diario dan su testimonio de recuperación gracias al poder de la oración. Invito a todos los que quieran acompañarnos en el rezo del Rosario que se conecten a través del Facebook, para orar juntos por todas las intenciones que a diario nos hacen llegar, pero especialmente para que la Virgen acoja en su Inmaculado y Doloroso Corazón todos nuestros sufrimientos, y nos traiga el consuelo divino, y como en Caná logre adelantar la hora de la curación”.    

Por su parte, nuestro Arzobispo nos recuerda que: “Un mundo en oración es un mundo en paz. Ahora, en estos momentos difíciles causados por la pandemia, momentos de sufrimiento para miles de personas y familias, se hace cada vez más necesario coger en nuestras manos con confianza el Rosario y rezarlo para atraer la gracia divina y el don de la salud para nuestros enfermos, y para que esta dura prueba acabe lo más pronto posible. El Rosario es fuente de muchas cosas buenas en nuestra vida. Cuando rezamos el Rosario siempre florece la alegría y la esperanza, aún en medio del dolor y el sufrimiento. A través del rezo diario del Rosario, Jesús y María nos protegen del pecado, del mal y de la enfermedad. El Rosario nos ayuda en nuestra lucha contra el maligno; es fuente que atrae la gracia de Dios y con ella el bien y la salud. Recemos diariamente el Santo Rosario para que nuestra Madre Santísima, quien es para nosotros Nuestra Señora de las Mercedes, nuestra amada Mechita, nos cuide y guíe en esta hora difícil para la humanidad, para el Perú y particularmente para Piura y Tumbes”. 

viernes 28 agosto, 2020