“LA MIRADA DE LA VIRGEN DE GUADALUPE, ES UNA MIRADA A LA FAMILIA”

Imponente clausura del Congreso Internacional “La Familia, la Vida y el Acontecimiento Guadalupano”

16 de agosto de 2019 (Oficina de Prensa).- Miles de fieles se volvieron a congregar desde tempranas horas de la tarde de ayer en el coliseo del Colegio “Don Bosco” de nuestra ciudad, para participar del tercer y último día del Congreso Internacional “La Familia, la Vida y el Acontecimiento Guadalupano” Los fieles presentes, gran cantidad de ellos jóvenes, estuvieron atentos a las palabras de Monseñor Eduardo Chávez Sánchez, postulador de la causa de canonización de San Juan Diego y Fundador del Centro de Estudios Guadalupanos de México, quien nos habló sobre cómo Santa María de Guadalupe, mujer de la Vida, forma y hace familia.

La familia en los ojos de la Virgen

En su ponencia, Monseñor Chávez dio a conocer detalles impresionantes de las apariciones de Santa María al indio San Juan Diego, evidenciando que la “Guadalupana” es perfecto modelo de Evangelización e Inculturación. Explicó también que fue la misma Virgen la que se proclamó María de Guadalupe, María palabra hebrea que significa «la elegida de Dios, la iluminadora, la más hermosa», y Guadalupe, palabra árabe, que significa «cauce del río», esto nos lleva a darnos cuenta de que el centro del mensaje de la Virgen de Guadalupe no es Ella, sino Jesús, quien es la Luz y el Agua Viva. 

En otro momento se refirió al poderoso mensaje en favor de la familia que se encierra en los ojos de la Virgen y ha sido descubierto recientemente mediante el proceso de digitalización de imágenes por computadora, descubriéndose a 13 personajes en los ojos de la Virgen de Guadalupe, de los cuales 7 representan a un grupo familiar indígena. Dado que las córneas son pequeñas, la del ojo izquierdo mide 8 mm de diámetro y la del ojo izquierdo, 7mm. Este detalle descarta la posibilidad de que las figuras encontradas hayan sido pintadas. Son dos escenas, en la primera hay seis personajes: un indígena, el obispo fray Juan de Zumárraga, el traductor Juan Gonzales, ya que el obispo nunca pudo aprender el náhuatl; Juan Diego, una mujer de raza negra y el español Sebastián Ramírez de Fuenleal. Esta escena muestra el instante en el que Juan Diego extiende su tilma ante Zumárraga. Es como si la Virgen hubiera estado mirando la escena, y lo que veía, quedó en los ojos de la imagen que se grabó milagrosamente en la Tilma.

La segunda escena está en el iris de los ojos de la Virgen, es decir, en el centro de su mirada.  Esta escena no se relaciona con los personajes que estaban con el obispo. Muestra 7 personas: una madre con un hijo pequeño en la espalda, como se acostumbra en los pueblos indígenas, el padre, dos hijos más (hijo e hija), el abuelo y la abuela, quienes integran un grupo familiar. Esta escena, al estar en el centro de mirada de la Virgen, es la más importante. Lo curioso es que, al enfocar los personajes de la familia, como si se observaran desde el otro ojo, todos giran, menos la madre, haciendo de ella el centro de la familia. Todo esto se ha descubierto recientemente gracias a las tecnologías de nuestros tiempos y sobre todo a los estudios de un compatriota de ustedes, el científico peruano, José Aste Tonsmann, por tanto dentro del milagro de Guadalupe ocurrido en 1531, hay un mensaje para nosotros en este tercer milenio de la fe: el futuro de la humanidad pasa necesariamente por la familia. Podemos afirmar que Santa María de Guadalupe quiere que en nuestro tiempo, la familia sea puesta de realce.

Demostración artística

Durante el intermedio fue presentado un show artístico de música y danzas típicas preparado especialmente por los alumnos y profesores del Colegio Parroquial Santa Rosa de Lima, de nuestra ciudad, acompañados de los artistas del ballet folclórico “Sol Norteño” dirigidos por César López. Ellos, en esta oportunidad, sorprendieron a todos los presentes con dos danzas típicas de nuestra Región. Primero el público pudo disfrutar del baile típico “Pasacalle Huancabambino” que se baila en honor a la Virgen del Carmen y de “El Pacasito” original de Ayabaca. Terminando con un Tondero, baile de nuestra querida Piura, en el cual se expresa la gracia y el salero del poblador norteño.

Rosario

Otro emotivo momento que se vivió la tarde de ayer fue el rezo del Santo Rosario en el que participaron los más de 5000 participantes entre jóvenes, mujeres, niños, ancianos, sacerdotes, religiosas y seminaristas, el cual fue ofrecido especialmente para pedirle a la Virgen Santísima para que resguarde siempre a todas las familias peruanas bajo su manto maternal, también para que interceda ante Señor porque en nuestro país las autoridades no permitan que el abominable crimen del aborto gane terreno, y más bien protejan la vida humana en todo momento, desde su concepción hasta su fin natural con la muerte, así como a la familia que es la célula básica de la sociedad y el futuro de la humanidad.

Clausura

Al finalizar, nuestro Arzobispo Metropolitano Monseñor José Antonio Eguren Anselmi S.C.V., agradeció a Monseñor Glennie, al Padre Gutiérrez y a Monseñor Chávez por su presencia y las extraordinarias ponencias que han acrecentado el compromiso de los fieles piuranos y tumbesinos con la defensa de la Familia y la Vida, así como su amor filial a Santa María.

Nuestro Pastor exhortó a los presentes a que seamos como Santa María de Guadalupe, a que pongamos a Jesús en el corazón de todas las personas. Asimismo añadió: “Me ha impresionado la forma como este Congreso ha terminado, con la bella mirada de la Virgen Nuestra Señora de Guadalupe. El ver esos ojos, me ha emocionado, así como a todos ustedes, y ha despertado en mí una gran convicción: Ya en diciembre de 1531 la Virgen miraba con amor al Perú y en especial a Piura, que es la puerta de la fe para todo nuestro querido país, ya que en menos de un año después llegó la fe a nuestras tierras. La mirada de Santa María de Guadalupe es además una mirada que refleja el profundo amor de Jesús por la familia. Quiero pedirles que como conclusión de nuestro congreso vayan a casa y le des un tierno beso a tu esposo y esposa, a tus padres, a tus hijos, a tus hermanos, a tus abuelos. Mira siempre con amor a tu familia, no hay nada más valioso que la familia, todo comienza ahí”.

Al finalizar sus palabras Monseñor Eguren demostró a nuestros conferencistas el gran cariño de los fieles de nuestra Arquidiócesis entregándoles de regalo a Monseñor Glennie y a Monseñor Chávez una de las expresiones más hermosas del arte de nuestra tierra, se trata de preciosa artesanía típica hecha en filigrana de plata por artesanos de Catacaos. Al Padre Gutiérrez le hizo entrega de un bello cuadro con la imagen tallada en madera de nuestro patrono San Miguel Arcángel.

La noche concluyó con una gran sorpresa, y es que para cerrar con broche de oro este Congreso Internacional “La Familia, la Vida y el Acontecimiento Guadalupano” cuya clausura coincidió felizmente con la celebración del 487° Aniversario de la Fundación de nuestra Ciudad de San Miguel de Piura, se presentó la aclamada cantante piurana Sara Reyes quien junto a su grupo criollo nos deleitó con melodiosos valses que arrancaron fuertes aplausos de parte del público asistente así como la emoción de nuestros distinguidos ponentes quienes acompañaron cantando.

viernes 16 agosto, 2019