“LA FUERZA DE SU ACTUAR RADICA EN SU VIDA MORAL”

Santa Misa por el 18° Aniversario de la Defensoría del Pueblo de Piura

10 de mayo de 2017 (Oficina de Prensa).- Monseñor José Antonio Eguren Anselmi, S.C.V., Arzobispo Metropolitano de Piura presidió la Santa Misa de acción de gracias por el XVIII Aniversario de creación de la Defensoría del Pueblo de Piura. La eucaristía se celebró en la Basílica Catedral de Piura y contó con la presencia del Doctor César Augusto Orrego Azula, Jefe de la Oficina Defensorial de Piura, quien estuvo acompañado por su familia así como por los trabajadores de esta institución.

Al iniciar su homilía y reflexionando en el mensaje del evangelio del día (Lc 24,13-35) nuestro Arzobispo resaltó: “El Evangelio de hoy nos presenta el encuentro de Jesús con los discípulos de Emaús. Un poco aplicando esto a los recientes problemas que estamos viviendo tras los desastres naturales que han afectado fuertemente a nuestra Región, podemos decir que todo esto que ha pasado nos puede tener un poco como a los discípulos de Emaús, con el espíritu decaído, con el ánimo por los suelos. Pero tengamos la seguridad que aquello que Jesús hizo con los discípulos de Emaús es exactamente lo que está haciendo con nosotros a lo largo de estas semanas. Él está con nosotros, caminando a nuestro lado. Con el Papa Francisco les digo que no dudemos del amor de Dios, ese amor esta siempre cerca y nunca nos abandona, menos aún ahora que padecemos dificultades. El Señor ha estado caminando con nosotros a través de mucha gente buena que a lo largo de todos estos días viene trayendo la ayuda, el consuelo, el aliento, la esperanza. Jesús se está valiendo de ellos para que sepamos que no nos soltará de la mano, y estemos seguros que después de todo lo malo que nos ha pasado vendrán cosas buenas. Algunos frutos que ya estamos viendo son por ejemplo la solidaridad de miles, la unidad entre nosotros, la capacidad de servicio, la fe de nuestro pueblo. Con el Doctor Orrego hemos sido testigos de ese  profundo espíritu de fe y piedad que se ha fortalecido en medio del dolor, en cada visita a los campamentos de evacuados, cuando llevamos ayuda a las familias damnificadas, en la Semana Santa que se ha vivido en cada una de las zonas afectadas con una impresionante religiosidad y fervor. Aún en medio de la desgracia hemos encontrado razones para que nuestra esperanza no nos sea arrebatada. Esto nos llevará a un futuro con mayor justicia, con mayor igualdad y con mayor prosperidad en la que podamos ver a nuestra Región Piura en un franco progreso integral tanto en lo espiritual como en lo material”.

Monseñor Eguren, dirigiéndose a los miembros de la Defensoría del Pueblo de Piura dijo: “Es muy importante la labor que ustedes realizan desde la Defensoría del Pueblo en favor de nuestra querida Piura: defender los derechos fundamentales de la persona en la sociedad, supervisar el cumplimiento de los deberes de la administración estatal y velar por la eficiente prestación de los servicios públicos para que sean adecuados para la ciudadanía. Los animo a entregarse a su misión no sólo con corazón generoso sino también gozoso, porque ella se orienta a construir entre nosotros el bien común y una sociedad donde la dignidad de la persona humana sea defendida y promovida auténticamente. Sean siempre personas íntegras, veraces, justas, en todo momento preocupadas por los demás, especialmente por los más vulnerables, pobres y necesitados de nuestra sociedad. De esta manera las acciones que realicen tendrán una fuerza de credibilidad y de exigencia para todos nosotros”.

“Quiero rendir hoy homenaje al admirable trabajo de campo desempeñado por los miembros de la Oficina Defensorial de Piura encabezados por el Doctor Orrego, porque si bien sabemos que la Defensoría del Pueblo sólo da recomendaciones y no emite leyes, normas o sanciones, ellos han estado a lo largo de esta emergencia recorriendo toda nuestra Región, realizando su labor y a la vez llevando consuelo y fortaleza, haciendo todo lo que humanamente estaba a su alcance para que a ninguno de los pobladores les faltara lo esencial en esos momentos de gran necesidad. Es muy importante que comprendan que la fuerza de su actuar radica en su vida moral. Pidamos por ellos para que el Señor los ilumine y los fortalezca”, concluyó nuestro Pastor.

miércoles 10 mayo, 2017