LA AYUDA LLEGÓ HASTA EL CENTRO POBLADO DE PAREDONES EN EL BAJO PIURA

Vicaría de la Caridad de Lima y Cáritas Piura entregan donaciones a damnificados

10 de abril de 2017 (Oficina de Prensa).- Cáritas Piura continúa llevando ayuda rápida y eficaz a las familias damnificas por las fuertes lluvias e inundaciones. Nuestro Arzobispo, Monseñor José Antonio Eguren Anselmi, S.C.V., visitó hoy el centro poblado de Paredones en el Bajo Piura donde llevó un mensaje de esperanza a los pobladores y entregó ayuda a 250 familias. Este centro poblado se encontraba aislado hasta hace unos pocos días debido a que el dren Sechura se desbordó a causa de la crecida del Río Piura arrasando al dren Paredones ocasionando una inundación de 1.5 km de longitud que dividió a este centro poblado en dos partes, provocando además la pérdida del 90% de los sembríos de arroz y maíz que son la principal fuente de sustento de las familias de la zona. Los pobladores han trabajado arduamente durante 15 días en la descolmatación de estos drenes y así poder finalmente evacuar las aguas.

Durante su visita, nuestro Arzobispo estuvo acompañado por el Ing. Carlos Zapata Crisanto, Secretario Adjunto de Cáritas Piura y Tumbes, y de la Srta. Alcira Santos Cárcamo, coordinadora de Cáritas en el Bajo Piura. También estuvieron presentes el Sr. Mario Martín Espinoza Viera, Teniente Gobernador de la zona, la Srta. Elizabeth Coello Timaná, Directora de la Institución Educativa del lugar junto con su cuerpo de profesores, y los agentes pastorales de la zona quienes apoyaron en la labor de entrega de los paquetes familiares de alimentos y repelentes para cada una de las 250 familias afectadas de Paredones. Esta ayuda entregada ha sido posible gracias a las donaciones recibidas de la Vicaría de la Caridad de Lima y a Cáritas Piura.

Asimismo, días atrás Cáritas Piura ha hecho una nueva entrega de 10 toneladas de agua potable (10,000 litros) al centro poblado de Montecastillo que aún padece la escasez de este líquido elemento debido a los serios daños ocasionados en los canales y acueductos que se produjeron a raíz el desborde del Río Piura. Según los reportes oficiales en la Región Piura hay 31,500 damnificados, 280,000 afectados y 60,500 viviendas destruidas o seriamente dañadas a consecuencia de las fuertes lluvias e inundaciones. Hasta el momento Cáritas Piura y Tumbes ha podido auxiliar de diferentes maneras a un total de 6,600 familias que se han visto seriamente perjudicadas, teniendo muchas de ellas que abandonar sus hogares por haberlo perdido todo,  lo cual hace un total de hasta el momento de casi 33,000 personas auxiliadas. Las ayudas han consistido en alimentos, útiles de aseo, sacos terreros, motobombas, calaminas, colchones y agua potable.

Es importante resaltar que las familias favorecidas manifestaron su profunda gratitud por la ayuda recibida a Cáritas Piura y a sus voluntarios quienes vienen desempeñando una labor muy importante a lo largo de estos días, brindando su tiempo y esfuerzo, no solo con el armado de los paquetes de alimentos y útiles de aseo, sino también empadronando a las familias damnificadas de las zonas más afectadas de nuestra Arquidiócesis.

¡Tú también puedes ayudar!

Para compartir la caridad de Cristo con nuestros hermanos damnificados te invitamos a visitar:

www.arzobispadodepiura.org/solidaridad-piura-tumbes/

lunes 10 abril, 2017