“JOVEN, JESUCRISTO Y SU IGLESIA CUENTAN CONTIGO”

2

25 de octubre de 2015 (Oficina de Prensa).- Monseñor José Antonio Eguren Anselmi, SCV, Arzobispo de Piura, administró la mañana de hoy el sacramento de la Confirmación a 200 jóvenes pertenecientes a la Parroquia «Nuestra Señora de las Mercedes» y su Colegio Parroquial ubicados en el distrito de Bellavista, Sullana. La celebración eucarística fue concelebrada por el párroco R.P. Jimmy Coveñas Pacheco. Los jóvenes estuvieron acompañados por gran número de familiares y amigos.

3Nuestro Arzobispo inició su homilía dirigiéndose a los confirmandos con estas palabras: “Queridos confirmandos, hemos iniciado la Santa Misa entonando la Canción del Misionero, con la cual ustedes en forma de compromiso le han dicho al Señor: Llévame donde los hombres necesiten tus palabras, tus ganas de vivir, donde falte la esperanza y la alegría por no saber de ti. El que canta ora dos veces y el que canta en la Iglesia se compromete doblemente. Ustedes saben muy bien que el sacramento de la Confirmación tiene un fuerte acento apostólico y misionero, pues a través de este sacramento reciben al Espíritu Santo y con Él la fuerza de lo alto y la sabiduría para que puedan ser testigos de Jesús en la Iglesia y en medio del mundo”.

4“En la primera lectura – continuó Monseñor Eguren – el profeta Isaías dice de sí mismo, como ustedes podrán hacerlo después de confirmados: el Espíritu del Señor está sobre mí, el Señor mismo me ha ungido. Podríamos preguntarnos: ¿Para qué me ungirá el Señor con su Espíritu? La respuesta es muy clara, para dar la buena noticia a los que sufren. Y la buena noticia es Cristo, el único Salvador, el Camino, la Verdad y la Vida, el único que llena nuestra vida de luz, de belleza y de amor, de felicidad, de salvación y de gracia. El Espíritu Santo los colmará con sus siete dones para que ustedes puedan hacer presente con su vida, palabras y acciones, la buena noticia de Jesucristo. Hoy en día hay muchos que no conocen al Señor, o habiéndole conocido lo han olvidado. Por eso la tarea de ustedes, en medio de la Iglesia y del mundo, será darles a conocer a Jesús, para que así esos corazones desgarrados por fin sean sanados, para que los que están prisioneros por culpa del pecado encuentren en Cristo la libertad, y los afligidos encuentren el consuelo”.

1Finalmente Monseñor Eguren alentó a los jóvenes confirmandos: “Querido joven, Jesucristo y su Iglesia cuentan contigo, para que seas testigo de la buena nueva del Señor. Hermosa tarea la que tienen: con la ayuda del Espíritu Santo revolucionar el mundo y transformarlo, decididos a vivir radicalmente su fe y seguir a Cristo, decididos a ser hijos fieles de la Iglesia, decididos a rechazar el mal y a decirle sí a la verdad y al amor, decididos a vivir con coherencia y de manera irreprochable su condición de cristianos”.

sábado 24 octubre, 2015