JESÚS ES EL SALVADOR. ESTEMOS ALEGRES.

III Domingo de Adviento o de la Alegría

tercer-domingo-de-adviento-2016-3

10 de diciembre de 2016 (Oficina de Prensa).- En un clima de profunda alegría, la mañana de hoy, Monseñor José Antonio Eguren Anselmi S.C.V., Arzobispo Metropolitano de Piura visitó la Parroquia Nuestra Señora de Guadalupe en las vísperas de la fiesta de su Santa Patrona. Ahí y con la presencia de gran cantidad de fieles presidió la Santa Misa correspondiente al III Domingo de Adviento, también conocido como “Domingo de Gaudete”, en la que administró el Sacramento de la Confirmación a un grupo de jóvenes y adultos pertenecientes a esta comunidad parroquial. Concelebró la Santa Misa el R.P. Miguel Medina Pacherre, Párroco del lugar.

tercer-domingo-de-adviento-2016-18Al iniciar su homilía nuestro Pastor exhortó a los presentes a vivir con alegría este tiempo de espera para la llegada del Salvador: “Estamos ya en el corazón del Adviento, y la liturgia de este III Domingo de nuestro tiempo de espera está toda traspasada por el gozo de la Navidad ya cercana. Por eso San Pablo nos dice hoy: «Alégrense siempre en el Señor, se los repito, alégrense» (Flp 4, 4-5). Sí hermanos, estemos alegres porque Jesús pronto estará con nosotros, estemos alegres porque pronto será Navidad, estemos alegres porque el Señor Jesús es el Salvador que tanto anhelamos y necesitamos. Que los pesebres que en estos días comenzamos a poner con ilusión en nuestros hogares, iglesias, plazas y calles, sean una invitación para hacer un lugar en nuestra corazón y en nuestra sociedad a Dios quien pronto nacerá de la Virgen María, su Madre. Que sean también una invitación a acoger a Jesús escondido en el rostro de tantas personas que están en condiciones de pobreza y de sufrimiento”.

tercer-domingo-de-adviento-2016-4Reflexionando en el mensaje del evangelio, Monseñor Eguren dijo: “El Evangelio de hoy (ver Mt 11, 2-11), responde a dos inquietudes que no son sólo del pueblo de Israel sino también nuestras: ¿Quién es Jesús? ¿Quién es Juan el Bautista? Preso en la cárcel a punto de ser martirizado, Juan envía a unos discípulos suyos a donde Jesús para que le pregunten si es Él el Cristo de Dios. La humanidad, y no sólo Israel, estaban esperando con ansías al Salvador: ¿Eres tú el que ha de venir? La respuesta del Señor, más que en largos discursos, se basa en los hechos, es decir en los signos que viene realizando: Los ciegos ven, los cojos caminan, los leprosos quedan limpios, los sordos oyen, los muertos resucitan y a los pobres se les anuncia la Buena Nueva. Ya Isaías había profetizado que éstas serían las señales que acompañaría al Esperado de los tiempos (ver Is 35, 4-6). La respuesta de Jesús no puede entonces ser más clara: Él es el Salvador prometido por el Padre, y por tanto Aquel que espera ser acogido por nuestra fe. Si lo hacemos, Él nos liberará del mal que nos aflige y nos dará la vida verdadera y plena”.

tercer-domingo-de-adviento-2016-6“Pero el Evangelio no concluye ahí. Jesús aprovecha esta visita de los discípulos de Juan para revelar quién es su primo: Es más que un Profeta, es el mensajero que prepararía el camino al Mesías, Aquel que lo anunciaría ya próximo y después lo señalaría entre los hombres. Por eso San Juan el Bautista es el más grande entre los nacidos de mujer”, acotó nuestro Arzobispo.

tercer-domingo-de-adviento-2016-8“Finalmente hay una frase de Jesús en el Evangelio de hoy que no podemos dejar de meditar: «¡Dichoso aquel que no halle escándalo en mí!» Dichoso aquel para quien yo no sea una piedra de obstáculo en el camino de su vida. ¿Jesús nos escandaliza con su Persona y enseñanzas? ¿Sus palabras nos resultan duras y extrañas? ¿Arranco del Evangelio las páginas que me incomodan y me quedo sólo con las que me convienen y gustan? El Adviento es tiempo para acoger a Jesús, pero acogerlo integralmente con toda la radicalidad de su Persona y mensaje, así como San Juan quien no se escandalizó de Él y por eso morirá mártir por defender la pureza y santidad de la unión matrimonial”, concluyó Monseñor Eguren.

tercer-domingo-de-adviento-2016-5Antes de concluir la Santa Misa nuestro Pastor pidió a los presentes unirse en una cruzada de oración pidiendo a Dios Padre providente, que frente a la escasez de agua que abate a varias regiones de nuestro país, nos envíe la lluvia suficiente que tanto necesitamos para la subsistencia y la fecundidad de los campos, la sobrevivencia de los ganados y para nuestro propio consumo y salud.

tercer-domingo-de-adviento-2016-19

tercer-domingo-de-adviento-2016-16

tercer-domingo-de-adviento-2016-15

tercer-domingo-de-adviento-2016-14

tercer-domingo-de-adviento-2016-13

tercer-domingo-de-adviento-2016-12

tercer-domingo-de-adviento-2016-11

tercer-domingo-de-adviento-2016-9

tercer-domingo-de-adviento-2016-20

domingo 11 diciembre, 2016